Ubuntu 11.04, problemas WPA2

Hace dos días encendí el portátil y entré en Ubuntu, y como llevaba una temporada sin hacerlo me dispuse a buscar actualizaciones encontrándome con la recién salida versión 11.04 Natty Narwhal.

Así que actualicé mi 10.10 a esta nueva versión, que entre otras novedades llega con la nueva interfaz Unity.



La actualización sin problemas, todo funcionó a la primera exceptuando el hecho de que no me conectaba por WiFi a mi linksys con WPA2.

Como no es la primera vez que ocurre con los drivers de Broadcom, probé a conectar a través de La Fonera por su red abierta primero (sin problemas) y por la red privada después (también sin problema, incluso con WPA2).

Así que o bien hay algún tipo de problema con el router (Linksys WRT54GL), o bien es algún tipo de problema de los drivers de Broadcom.

De momento, no he encontrado solución.

Alidar

Mirar el amanecer camino del trabajo, ver cómo el Sol llena todo de vida y pensar que siempre hay sitio para un nuevo día tras morir el anterior.

Saber que una vez vacío, el vacío solo puede ser llenado por nuevas ilusiones que han de llegar.

Darte cuenta de que más que distinto, en realidad eres único en un mundo donde todos quieren ser clones.

Que no te conformas con cualquier cosa y crees que el tiempo merece ser gastado en cosas más importantes.

Que las cosas que realmente te llenan son metas fuera del alcance de los demás.

Ver que tienes tu propio estilo, porque has sido fiel a ti mismo.

Encontrar una de las respuestas y saber valorar lo valiosa que es.

Descubrir que hay alguien a quien le importas, la alegría de reconocer lo valioso que es tener a alguien así.

Perdonar esas mentiras, porque dentro de ti sabes lo mucho que te importa esa persona.

Seguir buscando ese momento que te pertenece, en el momento justo en el que debes de estar ahí y que hará que sea único e irrepetible.

Comprender que si lo quieres harás lo posible por alcanzarlo porque las mejores cosas son las que más cuesta conseguir.

Recordar el agradecimiento en la mirada, en el apretón de manos, en el abrazo de todos aquellos a los que ayudaste y entender que el sentimiento les abrumaba tanto que no podían articular palabra.

Entender que si bien no puedes darles todo lo que quisieras, puedes darles tu compañía/amor/amistad y estar a su lado siempre que lo necesiten, porque lo que ellos realmente quieren es tenerte a su lado.

Estar siempre ahí tras su error, para escucharles, abrazarles y consolarlos porque les quieres.

Pensar que Dios te mira desde su escondite y confía en ti para que lo hagas lo mejor posible, y se siente orgulloso.

Empezar a percibir que en realidad eres mejor de lo que creías.

Recordar su mirada llena de ilusión, sus ojos clavados en los tuyos, todas las sonrisas que has conseguido robarle a sus labios, todas las veces que conseguiste hacer sonar su dulce risa, cada ocasión en que viste en sus ojos la admiración que le provocas o ese gracias que su boca no era capaz de articular... esos momentos juntos llenos de confianza que son solo vuestros, porque ella no da su confianza a cualquiera.


Todo esto es Alidar, y es el antónimo de Imienes.

Porque aunque todos vivimos malos momentos, éstos también terminan y son sustituidos por otros llenos de lo mejor que nos pueda dar la vida.


Imienes

Levantarte una mañana y sentir la falta de empuje que tenías antes.

Sentir que tus ilusiones se vienen abajo... ver cómo se pierden todas.

Ver que nunca encajaste en ningún estereotipo... saber que eres muy distinto a los demás.

Que lo que a otros les mueves para ti solo sea un entretenimiento pasajero.

Que lo que a otros les llena a ti no te aporte casi nada.

No haberte dejado llevar por las modas... porque siempre has sentido que no eran para ti.

Cuestionarte todo temiendo que nunca encontrarás las respuestas.

Pensar que ya nadie se preocupa por ti, el dolor de ver a nadie le importa cómo te sientas.

La incómoda sensación de saber siempre cuándo te mienten... y la tristeza de que lo haga alguien que te importa y quieres.

La sensación de llevar toda tu vida llegando tarde a todos los momentos importantes... y la cobardía de no atreverte a reclamar lo que sientes como tuyo.

Saber qué es lo que quieres... saber qué llegaste tarde y ahora está fuera de tu alcance.

Haber intentado ayudar siempre a los demás, sin que nadie lo haya agradecido nunca.

Ver a quienes sí te lo agradecerían y saber qué no puedes hacer nada más por ellos.

Ver a quienes quieres a punto de cometer de nuevo los mismos errores, y no conseguir que te escuchen.

No saber dónde se esconde Dios, para pedirle el puto libro de reclamaciones.

Saber que una vez que todo se ha ido, es el momento de reencontrarte y descubrir quién eres en realidad.


Todo esto es Imienes.



Aclaración: palabra inventada para reflejar que uno está hasta los cojones de n-mil cosas, que paso de enumerar porque no cabrían en el blog.

Telepizza, yo me pregunto.

Viendo la publicidad que ayer me llegó por email de Telepizza:




Yo lo que me pregunto es... ¿cuánto nos habéis estado robando en cada pizza que os pedíamos todos estos años?
Porque si las pizzas de por sí no eran gran cosa, no creo que las 'reduzcan' (a menos que te la hagan sobre papel de fumar), con semejante rebaja lo que me están diciendo es:

¡eh, mira!... hasta ahora te hemos estado vendiendo una pizza por 14€, que en realidad no nos cuesta ni 3€, y como nadie nos compra ya vamos a reducir el precio hasta los 7€, con el que seguiremos ganando pasta a tu costa.


Vamos, desde luego es para mandarles a tomar por culo para siempre y no volver a comprarles una pizza hasta que se hundan, por miserables.

El problema de los salarios (otra vez)

Lo dije hace poco más de un mes en 'El problema no son los precios.' y hoy lo vuelvo a repetir, tras leer este artículo de ElPais.com:

Los españoles ganan de media un 60% menos que los europeos

El salario medio en España está entre los más bajos de la Unión Europea. Los españoles ganan de media 22.000 euros, frente a los 35.000 euros de media en la UE, según un estudio de la consultora de recursos humanos Michael Page. Por detrás de España, solo se sitúan Grecia, Portugal y Polonia con salarios más bajos.


Y es que para demostrar cuán bueno puede ser el equipar los salarios a la media Europea, vamos a hacer una pequeñas cuentas.

Tirando de calculatusueldo.com, vamos a hacer un supuesto práctico.

Vamos a calcular, tirando de ese salario medio, lo que el Estado (es decir, la Administración que nos representa y nos proporciona servicios) ingresa en función del salario medio actual en España, y lo que podría ingresar con una media similar a la Europea (ya no digo una superior a la media).


  • Con 22.000€ brutos al año:

    • Ingresos netos mensuales: 1.266€

    • IRPF: 2.640€ al año.

    • Cotización a la SS: 1.397€ al año.



  • Con 35.000€ brutos al año:

    • Ingresos netos mensuales: 1.839€

    • IRPF: 6.650€ al año.

    • Cotización a la SS: 2.222€ al año.







Con 22.000€ de media...



Con 35.000€ de media...

Si hoy tenemos un 20% de paro, con casi 5 millones de parados, estamos hablando de una población trabajadora de 5x4= 20 millones de trabajadores.

En el supuesto de los 22.000€ de media, el Estado estaría ingresando:

(2640+1397)x20.000.000= 80.740.000.000 €


En el supuesto de los 35.000€ de media, el Estado estaría ingresando:

(6650+2222)x20.000.000= 177.440.000.000 €


Y aquí tan solo nos estamos refiriendo a la parte 'visible' del salario, puesto que aún nos quedaría la parte de cotizaciones a la SS que paga directamente el Empresario, que también se vería incrementado.

Así pues, como podemos ver el Estado ingresaría más del doble en forma de Impuestos directos sobre los salarios, más el incremento en impuestos indirectos que habría al disponer la gente de mejores ingresos y más dinero para el consumo y el ahorro.

Y sí, ahora viene lo de que las empresas no pueden incrementar los salarios si no mejora la productividad, pero ese es otro tema (aunque también importante) en el que deben hacer los deberes tanto Empresa como Trabajador, puesto que ninguno de los dos conseguirá por sí solo mejorar dicha productividad.

De momento, ya ha quedado claro que esa política de 'contención salarial' que muchos políticos pregonan como solución a todos los males en realidad solo benefician a una de las partes, las empresas que ganan más pagando lo mismo que hace 10 años.

A veces me gustaría que más de un político se diese cuenta de la envergadura real de las cosas y se parasen a echar cuentas antes de pregonar a los cuatro vientos todo lo que la Patronal les dicta.

La ¿solución? de Portugal.

Portugal ha terminado cayendo, como antes lo hicieron Irlanda y Grecia, y se han visto obligados a pedir un rescate financiero.

Lo curioso es lo que leo en esta noticia en 20minutos.es:

Durante los próximos tres años, Portugal recibirá, en condición de préstamo, unos 80.000 millones de euros a cargo de la UE y del Fondo Monetario Internacional (a España le tocará aportar unos 5.000 millones).

A cambio, Lisboa deberá llevar a cabo un estricto plan de ajuste cuya base será, probablemente, similar al mismo IV Plan de Estabilidad y Crecimiento (PEC) que rechazó el Parlamento portugués el pasado mes de marzo.


Joder, yo no soy ningún experto, pero a mi este tipo de soluciones me recuerdan a esas personas que agobiadas por las deudas van y piden un préstamo más gordo para cubrir esa primera deuda, y cuando ese préstamo les empieza a agobiar piden un segundo y así sucesivamente.

Es decir, para que Portugal 'salga' de la crisis le van a prestar pasta para que esté más endeudada a cambio de que malvenda todo lo que tiene para pagar este préstamo.

Seré yo que soy un mal pensado, pero creía que este tipo de cosas eran las que se decía que hundían a muchos países en una espiral de la que nunca terminaban de salir puesto que se tiraban décadas pagando unos brutales intereses.

Mundo revuelto.



Últimamente no tengo tiempo ni para leer mi correo privado, así que imaginaos para dedicar tiempo al blog.

Por eso, limito mis entradas a los momentos en los que siento la necesidad de escribir y contar algo, como hace un rato.


Pero quería aprovechar para dar un rápido repaso a la actualidad, en un mundo que se ha visto sacudido nuevamente por otro terremoto en Japón, que pone las cosas aún más difícil a un pueblo luchador que aún pelear por recuperarse del anterior.
http://www.blogger.com/img/blank.gif
Mientras tanto, los especuladores siguen haciendo negocio con el precio del barril de petróleo que alcanza, otra vez, máximos históricos con la excusa del conflicto en Libia (donde Obama nos ha metido para luego salir por patas).

Pero tampoco nos tenemos que ir muy lejos para ver cómo nuestro mundo se altera. Porque los ciudadanos parecen ya cansados de tantos casos de presunta corrupción política, y las redes sociales se rebelan tras las votaciones en Europa para mantener en tiempos de crisis los privilegios de unos Eurodiputados que incluso se ha descubierto que hacen trampas o se dejan tentar por los sobornos.
Pero no solo en internet se rebelan los ciudadanos, y algunos incluso han salido a la calle a protestar, cansados de ver cómo se juega con un futuro que casi no existe para ellos.

Y lo mejor se encuentra en una advertencia lanzada por un prestigioso analista del Wall Street Journal, o los ricos pagan más impuestos o se enfrentarán a una revolución provocada por la enorme brecha existente entre los más ricos y el resto de la población.

El germen está ahí, y si algo ha enseñado la historia es que la falta de oportunidades para todo llevar a los más necesitados a adoptar medidas desesperadas. Así que quizás, en lugar de ayudar y proteger a los más ricos, habría que pensar en que sean ellos quienes renuncien a una parte de sus ganancias para volver a equilibrar nuestro mundo.

Al final todo es una cuestión de equilibrio, en el que todos ganemos algo que sea suficiente para darnos por satisfechos.

Resignación.

- Entonces... ¿estás seguro de que no hay nada que hacer?

- Sí

- Pero... no sé, me cuesta creerlo. Ya sabes, siempre hay algo que hacer, siempre tienes una mínima oportunidad, una mínima posibilidad de que salgo como realmente deseas.

- No en este caso.

- Pero...

- ¡No insistas!... por favor. ¿Acaso crees que no me gustaría seguir creyendo en eso? ¿que no soy el primero en querer creer que tengo alguna posibilidad?... Joder, me acuesto cada puta noche soñando con ello, me despierto creyendo que ese es el día en el que podría conseguirlo, para luego tener que obligarme a dejar de soñar para no terminar volviéndome loco...

Un silencio incómodo y tenso se levantó entre los dos, roto para continuar:

- ... hay días en los que no puedo ni dormir... otros en los que no puedo parar de llorar... pero los peores son en los que me doy cuenta de no tengo absolutamente nada que hacer y ni siquiera soy capaz de llorar.

- Entonces, ¿qué harás?

- Nada... joderme y resignarme. Seguir con esta mierda de vida en la que estoy atrapado, hasta que alguien decida que ya estoy lo suficientemente jodido. Seguir viviendo con la sensación de que mi auténtica vida está detrás de un cristal que no puedo flanquear, mientras yo permanezco en el lado equivocado. A veces siento como si Dios me hubiese castigado por alguna ofensa que no recuerdo, obligándome a vivir una vida que no es la mía, mientras por el rabillo del ojo veo lo que debería haber sido en realidad mi vida, cruzándome con algo que me recuerda a lo que podría haber aspirado para hacerme soñar con esa vida y luego hacerme caer, una vez más, a la miserable realidad en la que estoy atrapado...

... al menos siempre tendré los momentos en los que he estado cerca de ella, y podré recordar cómo fueron y lo que sentí entonces. Resignación... mientras recuerdo los momentos de confidencia y complicidad... aquellos en que su risa se unía a la mía, de una forma armoniosa que hacía parecer que eran una canción... y los mejores, cuando sentada a mi lado solo el mirarla hacía que mi corazón se acelerase, al ver de perfil la imagen de la única mujer capaz de capturar toda mi atención, como si no existiese nada más en el mundo.

Resignación amigo, resignación, no hay nada más que se pueda hacer.


Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive