Y otro más cae...

No, no me refiero a otro país, ni a otro político...

Me refiero a otro año más, que casi sin darme cuenta, me ha caído encima.

A lo tonto llego a los 36, ya más cerca de los 40 y más lejos de los 30.

Llevo unos días con ello en mente, y haciendo balance de muchas cosas. Pero si me lo permitís eso es algo que guardo para mi, y que no pienso compartir.

Os hablaría de los regalos, pero dado que todavía nadie me ha dado ninguno, hay poco que contar. De hecho ha sido un fin de semana muy tranquilo, de quedar con un amigo íntimo y comer por ahí fuera con las mujeres de casa.

Pero bueno, tan solo es otro año más.

Gracias a todos los que hoy se han acordado del cumpleaños, y a los que no... tranquilos, no pasa nada.




Y para celebrar este día, un buenísima canción.





Verdades como puños.

Para que veáis que no digo lo que digo porque tenga manías contra los funcionarios (todo lo contrario), os dejo un vídeo de Julio Anguita en el programa '59 segundos' donde los primeros 7 minutos los dedica a hablar de la Crisis y los problemas de este país.

Muchas de las cosas que dice las llevo diciendo desde hace tiempo en este blog, y demuestran que este señor hoy retirado de la política activa tiene las ideas mucho más claras que la inmensa mayoría de los políticos de hoy.

La pena, como siempre, es que alguien así nunca gustaría a los que dirigen el cotarro.

El que escucha...

Era un hombre al que todos conocían como 'El que escucha', que vivía solo en la casa que en su día fue de sus padres.

Nadie recordaba cómo había empezado las cosas, pero en aquel pueblo junto a las montañas todos le conocían por ese sobrenombre desde siempre. Algunos decían que había sido así desde siempre, desde que era un chiquillo callado y de mirada soñadora, que había empezado a escuchar a sus compañeros de colegio.





Sobrenombre que se había ganado por una de sus mejores cualidades, a ojos de los demás, que era el saber escuchar a cualquiera que tuviese un problema y lo necesitase.
Podía ser que se acercasen a su casa cuando los problemas les abrumaban, fuese de día o de noche, para contárselos y seguir sus consejos, aunque lo habitual era que se acercasen a él cuando le veían tomando café en el único bar del pueblo, solo, sentado sobre aquel taburete del rincón... el rincón 'de las confesiones' que lo habían bautizado.

Él nunca rechazaba a nadie y siempre tenía oídos para todos, poniendo siempre toda su atención en él cuando empezaba a hablarles, como si no hubiese nada más importante en aquel momento que escucharles desahogarse, dejando de lado cualquier cosa que estuviese haciendo.

Por ello, todos le respetaban y le recompensaban con algún obsequio por sus 'servicios'.
Y su fama crecía y crecía, y lo que en su momento fue el ir y venir de vecinos que se acercaban a él, pronto empezó a ser gentes de pueblos cercanos que necesitaban ser escuchados.
Incluso en alguna ocasión se había visto algún coche de la gran ciudad llegar a la puerta de su casa para ver a algún que otro hombre de negocios, que con su impoluto traje se bajaba para acercarse a su casa.


Pero además de ser 'el que escucha', muchos en el pueblo se referían a él como 'el huraño' o 'el amargado', por ese carácter seco y esa mirada triste que siempre tenía en sus ojos, como si estuviese repleto de infelicidad.
Pese al tremendo respeto que le tenían todos en el pueblo, la gente no podía evitar sentirle como alguien lejano, pues nunca se acercaba a los grupos que jugaban la partida en el bar o charlaban animadamente de los temas que les preocupaban.

- Se creerá mejor que nosotros...
- Será que le aburrimos...
- Quizás nos ve a todos como estúpidos, con nuestros problemas mientras él tiene respuesta para todo...
- No es más que un cascarrabias, él que tiene todas las respuestas prefiere ser así a ser feliz.





Comentarios así eran habituales entre muchos vecinos, incluyendo los que luego recurrían a él para contar sus problemas y buscando su consejo.

Un día, una periodista intrigada por los rumores y comentarios que habían llegado sobre él, se acercó al pueblo dispuesta a conocer más y mejor sobre aquel enigmático personaje.
Pero advertida por muchos amigos y conocidos que le habían hablado sobre él y el tremendo respeto que todo el pueblo le tenía, y el recelo que sentían sus vecinos hacia los que llegaban de fuera a 'usar' algo que les pertenecía, no quiso ir directamente a él, así que durante los primeros días los pasó sentada en aquel único bar del pueblo, en el rincón opuesto a 'su' rincón para observar.




A lo largo de los días fue tomando notas en su cuaderno, sobre la hora a la que llegaba y se sentaba en su banqueta, lo que pedía y la forma en que los parroquianos del bar se iban acercando de forma discreta hacia él...
El proceso de escucha podía durar apenas unos minutos, o varias horas... el perfil de los que acudían a confesarle sus problemas era de los más variado, aunque el procedimiento era siempre bastante similar...

El vecino se acercaba, entrase desde la calle o estuviese hablando con otros, tras un breve periodo de espera. Si estaba ocupado los vecinos observaban quienes más estaban esperando para hablar con él, y se hacían un pequeño gesto con la cabeza para saber quién le precedía.
Luego se acercaban, pedían algo al dueño del bar, que lo servía con celeridad para luego dejarles solos, y sin apenas levantar la vista de su bebida empezaban a hablar. En ese momento él comenzaba a prestarles atención con el gesto serio y escrutador, escuchando, absorbiendo y destilando cada una de sus palabras o frases.
Su gesto permanecía inalterable durante el proceso, hasta que su interlocutor se giraba hacia él, unas veces llorando y otras con las lagrimas a punto de saltar de sus ojos, y entonces su arisco gesto cambiaba.
Su gesto serio y seco dejaba asomar una sonrisa de consuelo, su mirada se llenaba de ternura e incluso en más de una ocasión su mano tomaba el hombro de quien le hablaba.
Entonces comenzaba a hablar en un tono sosegado y calmado, mostrándose en una forma mucho más humana y cercana, hasta que su 'paciente' se sentía lo suficientemente bien para irse.

Luego, su gesto volvía a ponerse serio y su mirada volvía a aquel viejo televisor que había en un rincón del bar, o se asomaba a la calle, escrutando aquellos verdes paisajes que rodeaban el pueblo y llenado su mirada de nuevo de tristeza.

Con la intriga ocupando su mente, la periodista decidió ir un poco más allá, y comenzó a hablar con los parroquianos del bar, preguntándoles acerca de aquel hombre y su forma de actuar.

Al llegar al tema de la tristeza que parecía invadirle siempre, y que solo se iba cuando escuchaba a otros, todo eran cábalas y ninguna certeza...

- Desde que sus padres murieron siempre está triste...
- Siempre fue un triste y un solitario, yo que fui al colegio con él bien lo se...
- Yo creo que está amargado de escuchar tantos problemas, si yo fuese él les iban a dar por saco a todos esos lloricas que van a contarle sus penas...


Decidiendo, tras perder otro par de días, que nunca llegaría a saber la verdad acerca de aquel hombre a través de sus vecinos, decidió jugársela aún a sabiendas de que molestarle podría significar que la invitasen a irse del pueblo.

Para evitar suspicacias y malas miradas, decidió esperar a última hora de la tarde/noche, cuando se quedaba solo en su rincón y el último parroquiano dejaba el bar. Sabía que el dueño solía entonces darle unos minutos para apurar lo que estuviese tomando antes de darle las buenas noches e invitarle a dejar el lugar antes de cerrar.

Cuando el último parroquiano se marchó, no sin dedicarle una inquisitoria mirada antes de salir, se armó de valor y temiendo que sus piernas se doblasen por el miedo que sentía por lo que iba a hacer, se levantó de su mesa para acercarse a él...

Durante el breve trayecto, de apenas unos metros, hasta la banqueta de las confesiones, mil ideas pasaron por su mente, imágenes de aquel hombre de gesto serio volviéndose de piedra para luego empezar a chillar por haberse atrevido a molestarle, miradas de indiferencia que la dejaban con la pregunta en la boca...

Cuando se sentó, escuchó a Paco, el dueño del bar, decirle mientras tomaba asiento...

- cerramos en 5 minutos...


Asentió y se acomodó, tomándose un momento para reunir el valor de hablarle y mirarle a la cara.
Con un pequeño balbuceo acertó a decir su nombre a la segunda ocasión, tras tener que tragar saliva, presentarse y tratar de explicarle brevemente porqué estaba allí.
Durante esos instantes él bajó su mirada del televisor, sin cambiar su gesto serio y seco, para mirarla mientras hablaba.

Volviendo a tragar saliva, reunió toda su fuerza de voluntad para volver a hablarle y comenzar con una primera pregunta banal buscando la forma de ganarse su simpatía...

- Bueno... pues... ¿qué tal está? - dijo mientras esbozaba su mejor sonrisa


Durante un momento el bar quedó en silencio, solo roto por la televisión que seguía encendido, e incluso notó cómo Paco se quedaba quieto detrás de la barra mientras fijaba sus ojos en su nuca.

Entonces ocurrió, como si una película a cámara lenta fuese... poco a poco, el rostro de 'el que escucha' borró aquella expresión arisca y hostil, se fue suavizando y un brillo húmedo apareció en sus ojos como efecto de las lágrimas que comenzaron a inundarlos.
Entonces, dejó caer su cabeza entre sus manos y comenzó a llorar.

Asustada intentó echarse atrás en el taburete, estando a punto de caerse y se volvió hacia Paco que ahora la mirada con cara de estupefacción.

- Oiga, pero... ¿qué pasa?... si no he hecho ni dicho nada malo... ¿por qué llora?


Paco se acercó, todavía con la sorpresa en su cara, hasta ella para decirle

- ¿Por qué llora?... ¿que por qué llora?... pues de qué va a ser muchacha, llora de alegría.
- ¿De alegría?... pero...
- Pero mujer, ¿es que usted tampoco se ha dado cuenta?... él es 'el que escucha'... cada día desde hace años se sienta ahí y la gente se acerca a él, le cuenta sus problemas y él le da todo su consuelo, les entiende, se lo hace saber, les da el mejor consejo del que es capaz y luego todos se van felices a sus casas, aliviados por haberse desahogado... pero él se queda aquí, solo, con sus propios problemas, con los problemas de los demás, con un vaso y un taburete como única compañía - le decía Paco mientras su cara reflejaba una enorme compasión - Pero, nunca... nunca, nadie le ha preguntado qué tal estaba, sobre sus problemas o sobre cómo se siente.


La joven se giró entonces, para mirarle de nuevo, y entonces comprendió todo lo que Paco le comentaba... y ya no vio a un hombre arisco y serio, de gesto triste que no parecía capaz de relacionarse con nadie, sino a un hombre solitario, un hombre lleno de dolor porque él era el único en todo aquel pueblo que no tenía a nadie que le escuchase.
Y sintió una pena tremenda, un nudo le subía por la garganta mientras sus ojos también se llenaban de lágrimas, contagiada por su llanto. Y por un momento alargó su mano, como hacía él con los demás, para tomar su hombro y hacerle ver que le entendía, que sentía su dolor y que estaba a su lado... dejándola parada a unos pocos centímetros de él, al sentir miedo por cómo reaccionaría él ante aquel fútil intento por ser como él... y escuchó a Paco a su espalda.

- Hágalo mujer... hágalo... hace mucho tiempo que lo necesita y yo nunca he sabido escuchar, así que siempre le he dado un muy escaso consuelo para lo que él necesita. Si puede, dele unos minutos de su tiempo, un poco de calor humano y trate de escuchar lo mucho que él tiene que decir... mientras tanto, echaré el cierre para que nadie nos moleste y prepararé café, creo que tenemos una larga noche por delante.


Viendo la sonrisa de aquel hombre que le hablaba, el miedo desapareció y su mano llegó a su destino, momento en el que aquel llanto desconsolado paró casi por completo, acompañado por una cara de ojos llorosos que se giró para buscar su mirada durante un instante para luego dejarse abrazar por ella.

Y así, con aquel hombre a quien todos temían y respetaban por igual llorando primero sobre su hombro, y que tras recuperarse comenzó a hablarle con una sonrisa en su rostro, a contarle todo sobre él, sobre sus miedos, problemas, frustraciones, comenzó una larga noche que solo las primeras luces de la mañana fueron capaces de llevarse.

Cuando el Sol iluminaba aquel bar, los llantos hacía rato que se habían convertido en risas y animadas charlas, donde 'el que escucha', Paco y ella se turnaban para hablar mientras nunca faltaba una humeante taza de café sobre la mesa.
Y Álvaro, que así se llamaba, hacía horas que había cambiado su gesto por una cara sonriente, y su mirada por una llena de ilusión de nuevo.




Porque todos los hombres, incluso los que siempre escuchan, necesitan ser escuchados en alguna ocasión.

Sentido Común...

CiU: 'Si no salía el decreto, España habría sido intervenida como Grecia en pocos días'


El líder de CiU, Artur Mas, ha justificado la abstención clave de su grupo parlamentario en el decreto del 'tijeretazo' para salvar a la economía española de un mal mayor. "Hemos dado este paso, porque si no salía adelante este decreto, España habría sido intervenida como Grecia en pocos días" ha afirmado en una conferencia organizada en Sitges por el Círculo de Economía.


No comparto con CiU ninguno de sus ideales políticos, no estoy de acuerdo con sus políticas, pero a esto señores se le llama tener sentido común y responsabilidad política.

Hoy muchos de los que simplemente han llevado la contraria, por el mero hecho de llevar la contraria, tienen mucho que aprender de estas posturas.

Porque se puede ser responsable, aunque no estés de acuerdo con quien gobierna:

No obstante, Mas ha insistido en que no comparte la política económica del Gobierno y ha asegurado que "con este decreto seguimos en el quirófano y no salimos del hospital".

Momentos Musicales XL...

Otro momento musical, de un reciente descubrimiento que he hecho.

Se tratan de OneRepublic y su tema 'All the rights moves', que presentan con un curioso vídeo que ilustran sus movimientos correctos.

Pero no perdáis la oportunidad de escuchar su disco 'Waking Up', donde podéis encontrar muy buenos temas, como el que le da título (Waking Up) o Good Life.
Si ya tenéis alguna invitación para Spotify aprovechar para escucharlo y darle una oportunidad.

De momento, disfrutar de su tema presentación.

OneRepublic - All the rights moves








Google Adsense: en el centro de la Diana.

Siempre he dicho que Google sabe hacer muy bien lo que hace, y en el caso de su servicio Adsense (publicidad relacionada con los contenidos de la página que estás visualizando) aún lo hace mucho mejor.

Al loro a la siguiente imagen y los anuncios de AdSense para la anterior entrada 'This is Spain':



'This is Spain' y Google Adsense nos dice: Hipotecas, Impagados, Cobrador de deudas y Abogados.


Reconozcámoslo... son unos cracks.

This is Spain...

El PP pide a gritos la dimisión de Zapatero y el PSOE le arropa con una gran ovación


Durante tres tensos minutos, toda la Cámara Alta en pie. Unos enfrente de otros, entablando batalla. Los del Partido Popular exigiendo a gritos la dimisión del presidente del Gobierno. Sin cesar, insistentes, como en una letanía. Los del Partido Socialista intentando acallar el griterío a fuerza de aplausos.


Señores, esto es España... un país hundiéndose, una economía incapaz de remontar, un sector empresarial que no sabe más que pedir abaratar el despido, unos sindicatos solo preocupados por mantener sus privilegios... y unos señores que cobran un dineral por... ¿hacer qué?... y que se comportan como críos en un patio de colegio.

No voy a defender el gobierno de Zapatero, porque durante mucho tiempo ha tomado decisiones incorrectas, ha adoptado políticas más orientadas a la galería que a la eficacia, pero que en estos momentos lo único que haga la Oposición es ponerse a pegar voces y pedir su turno sin aportar una sola solución... demuestra el 'nivel' de la política en este país.

Su tuviesen vergüenza, dimitirían TODOS por estos espectáculos.

En serio, hace falta un cambio, pero un cambio mayor al de quitar al PSOE para poner a un PP al que también le han sacado las vergüenzas.

Lost: se terminó.




Ayer tuve la oportunidad, otra vez gracias al esfuerzo de muchos fans por subir los capítulos (en HD) y subtitularlos a la red, de ver el final de 'Lost'.

No voy a contar nada sobre el final, porque de eso ya se están encargando muchos otros, y porque creo que lo mejor es que cada uno lo disfrute en completa inocencia.

Tan solo diré, que quienes aún no lo hayan visto procuren hacerlo sin esperar ningún final concreto, porque sin duda será la mejor forma de DISFRUTAR de un final muy esperado.

Lo malo es que tras 6 temporadas de mantenernos expectantes por cada nuevo capítulo, haber revolucionado la forma de contar historias en una serie de televisión, haber cambiado para siempre la forma en que el público veía las series, ahora va a quedar un GRAN hueco en los fans de la serie (y yo me incluyo).

Sus enigmáticas y enrevesadas tramas, su cartel protagonista (el número de protagonistas principales y el desarrollo de los mismos supera lo habitual) y un escenario fantástico que nos ha mantenido pegados a la pantalla durante 6 temporadas, no tienen sustituto cercano.

Pero al menos hemos tenido la oportunidad de asistir a un momento único, de los pocos en la historia de la televisión.

Quizás ahora sea pronto, pero en un par de meses será un momento ideal para volver a ver una serie que ya es mítica, y volver a disfrutar de unos personajes tan buenos como Shepard, Sawyer, Kate, Locke, Hugo, Sayid...

¿Quedan dudas?

Rajoy se abstendrá en la votación del “tijeratazo” tras atender los ruegos de Merkel y Sarkozy


El Partido Popular se abstendrá la semana que viene en el Congreso de los Diputados cuando haya que aprobar el decreto ley ideado por el Gobierno para recortar el déficit. Mariano Rajoy ha tomado la decisión después de atender, en los últimos días, los ruegos de sus colegas europeos, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homóloga alemana, Angela Merkel. El voto del PP será clave para que el Gobierno saque adelante su “tijeretazo” y ponga en marcha importantes medidas de ahorro


Espero que con esto quede claro que la impopular medida de Zapatero viene impuesta desde Europa y de que la cosa va en serio, lo suficiente para llamar al orden al líder de la oposición acerca de este tema.

Así que más nos vale apretarnos el cinturón, dejarnos de llantos y asumir que se acabó el vivir por encima de nuestros posibles como país, a costa del dinero que nos llegaba de Europa.

Señores, han llegado las vacas flacas y ya no es cuestión de querer evitarlo, sino de trabajar para que se vayan cuanto antes.

Desde el otro lado, ya no se ve igual.

Vaya, vaya... la que está liando Zapatero.

No es nada nuevo que os hable de los recortes anunciados por el Gobierno de Zapatero, que incluyen 15.000 millones menos de gastos, recortes de un 5% en los salarios de los funcionarios, la supresión del cheque-bebé o la congelación de las pensiones en 2011.

Tampoco que os hable del mosqueo generalizado entre el sector de los funcionarios que hasta ahora, y pese a llevar un par de años de crisis con unas cifras de paro galopante, no habían dicho 'esta boca es mía'.
Supongo que el tener la creencia de ser 'intocable', y mirar desde el tendido mientras un Gobierno impone rebajas al sector de los controladores aéreos sin decir nada, tendrá algo que ver.

Tampoco había escuchado a ningún jubilado, que tenían su pensión 'asegurada' y sus subidas anuales por decreto, quejarse más allá del típico 'mira la que está liando' como comentario de bar.

Y mientras tanto, resulta que las ayudas para seguir pagando subsidios de desempleo (en lugar de para ayudar a crear empleo), los Planes E (para ayudar a un sector de la Construcción acabado y terminal) no escandalizaban a nadie. Como tampoco que las Administraciones locales crecieran y crecieran durante años, incrementando sus gastos fijos, o que cualquier alcalde de tres al cuarto se moviera por el mundo como si fuese un jefe de gobierno.

Porque claro, todo eso lo íbamos pagando los mismos, los asalariados del sector privado que aún trabajamos y que hemos visto cómo de unos meses para otro las empresas han recortado personal y exigen mayor productividad, nos han metido subidas del 0% con el tema de la crisis y nos 'jodíamos' porque nadie nos asegura nuestro salario por decreto, ni somos 'intocables'.

Pues miren ustedes, señores que ahora claman contra el Gobierno de Zapatero, sintiéndolo mucho si querían ustedes haber evitado esto, tendrían que haber empezado con las huelgas muchos antes, con las quejas desde hace tiempo (mucho tiempo), en lugar de quedarse mirando desde el otro lado de la barrera creyendo que nunca les llegaría su turno.

Podrían haber empezado a quejarse por los chorra-Ministerios, por las ayuditas a la in-Cultura para tener contentos a los amigos de la ceja, por la 'vista gorda' a los de las Sicav, que resulta que llevan tiempo llevándose su pasta fuera sin pasar por caja.



Aunque no os lo creáis, esta vez no es culpa de Zapatero. Esto viene desde más arriba y es responsabilidad de TODOS.


Porque ahora, señores, es tarde. Y es tarde porque hemos llegado al límite y en realidad todas estas medidas que tan poco les gustan no nacen de este Gobierno, sino seguramente de las condiciones draconianas impuestas por los que llevan años siendo hormigas mientras nosotros éramos cigarras, que aún después de haber estado riéndonos de ellos malgastando SU dinero de los fondos de cohesión, aún van a avalar un fondo de ayuda que necesitaremos más tarde o temprano (750.000 millones de €).

Y preparaos, porque estas medidas no son más que la punta del iceberg y claramente insuficientes para recuperar un país tremendamente endeudado, y con unos gastos muy por encima de los ingresos.

Ahora, ¿queréis salir de todo esto?... pues dejar de llorar y empezar a arrimar el hombro. En lugar de exigir que no os toquen lo vuestro, empezar a exigir que los gastos se reduzcan de muchos otros sitios: cargos de confianza, coches oficiales, dietas, empresas municipales que son un sumidero de dinero público, servicios públicos totalmente ineficientes y que cuestan mucho más de lo que deberían, contratos públicos que salen por 2-3 veces su valor real...

Los señores funcionarios pueden empezar por su propia casa, aportando medidas para empezar a ser realmente productivos, para reducir los gastos superfluos y para evitar que miles de millones de € se nos escapen cada año entre los dedos.

Y los señores jubilados pueden continuar por pensar en el uso que hacen de los servicios públicos, en darse cuenta de que el dinero no crece en los árboles, y en las próximas elecciones votar a un equipo de Gobierno y un proyecto político de verdad, y no a eslóganes nacidos en empresas de publicidad y llenos de mentiras.

Me ganaré muchos enemigos, seguro, pero así son las cosas y por más que intentéis negarlas la realidad siempre se impone. Porque de igual forma que un puto piso en un sub-barrio de Madrid no vale 300.000€, nuestra economía nunca iba a superar a Alemania o Francia, ni jugábamos en la Champions League de Europa.

Algunos ya éramos muy conscientes desde hace tiempo, y lo veníamos diciendo, pero como siempre mientras estás 'al otro lado' las cosas no se ven igual.




Así han vivido muchos durante muchos años, con la guitarra en la mano y mirando cómo trabajaban los demás, al son que repetían eso de... 'como aquí no se vive en ningún sitio'.

Dando ejemplo.

Y que alguno siga siendo el representante de los empresarios con estos ejemplos...

Marsans paga los finiquitos a sus empleados con cheques sin fondos


Viajes Marsans está pagando los finiquitos a los trabajadores que ha despedido con cheques sin fondos. Así lo ha comprobado el canal de televisión VEO7, que ha acompañado a una ex empleada en un peregrinaje por varias sucursales bancarias del BBVA para tratar de cobrar su finiquito.


Luego, los empresarios se quejan amargamente de la 'mala fama' que tienen entre los trabajadores o de que se les considere unos estafadores. Pero es que teniendo a este señor que ya la lió con Air Comet, y ahora con Marsans, como 'representante'... ¿qué cabe esperar?

Ahora, que como siempre pagan los mismos, los curritos, que serán los que terminen sin ver un Euro de lo que se les debe, además de quedarse en la puta calle.

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive