Se termina el año.

A veces tengo la sensación de que el tiempo se ha acelerado y va mucho más deprisa que antaño.


Se acaba el 2012, un año que recordaremos sin duda por ser el año que la Crisis, en la que llevábamos ya un tiempo asentados, se hizo más patente que nunca y nos bajó a todos de la nube en la que vivíamos.

De estar 'a punto de adelantar a Alemania' hemos pasado a estar al borde del rescate, de hecho es como si estuviésemos semi-rescatados, vistas las aciagas medidas que el gobierno de Rajoy, con el que estrenábamos el año, ha ido a tomando sin ton ni son con el único propósito de tapar sus propias vergüenzas, una vez visto que los mayores agujeros económicos se encontraban en las mismas Cajas que los políticos han manejado a su antojo durante años.

Un gobierno, que sin duda pasará a la historia como el más mentiroso de la historia de nuestro país, al no tener tapujos en anunciar que no se tomarían medidas impopulares, que apenas unos días o semanas después se tomaban y se hacían efectivas.

Un gobierno que además no ha tenido problemas en criminalizar a los ciudadanos descontentos que se han atrevido a echarse a la calle, hartos de esta casta de políticos experta en vivir de nuestro dinero, inventándose incluso conspiraciones de la izquierda para 'derrocar al actual gobierno', azuzando a su brazo armado, la policía que se supone que está para servir a los ciudadanos y no para golpearles gratuitamente, con total impunidad.

Nos han subido el IVA, Rajoy ha demostrado que no tenía ningún plan para salir de la crisis, el paro se ha disparado aún más, la marcha de jóvenes titulados a buscarse la vida al extranjero sigue adelante, se han lanzado a recortar los presupuestos tan brutalmente que lo único que han conseguido ha sido empeorar aún más la situación aumentando el paro y hundiendo el consumo.

Y esto es solo una parte de lo que hemos aguantado este año, que creo que podemos denominar ya como 'UNA SOBERANA MIERDA'.

Pero no todo es malo, por la parte buena muchos han despertado al fin y se han dado cuenta de en qué gran mentira vivíamos. La gente parece más exigente con los políticos, con los que se sienten decepcionados, aunque quien más lo ha notado ha sido el PSOE que sigue hundido en una grave crisis interna de liderazgo, fruto de su propia forma de promoción interna.

Ahora, ¿podemos esperar algo bueno del próximo año?

A priori no, si alguien espera que los mismos políticos que han generado la crisis nos van a sacar de ella estamos listos. Este país necesita un cambio brutal, que debe surgir de nosotros y nunca de la clase política actual, la del bipartidismo y los partidos bisagra.

Pero bueno, igual esta sociedad consigue sorprendernos, de una vez por todas, y cambiar las cosas.

Mientras tantos, que el año 2013 sea mejor para todos y nos sirva para sentar mejores bases para el futuro.

Ya lo dicen otros.

Desde hace tiempo llevo defendiendo que el auténtico problema de la crisis es el tremendo desequilibrio generado en la sociedad, incluso mostrando similitudes con crisis anteriores.

Un desequilibrio que se había 'tapado' a base de crédito durante años y años de desvergüenza de políticos y banqueros, que alimentaban la burbuja del crédito para tapar la realidad de una sociedad cada día más pobre y más endeudada, dado que su poder adquisitivo no se mantenía con una auténtica subida de los ingresos.

Hoy, por fin, son otras las voces críticas que lo dicen, lo que debería hacer que alguien haga caso de una vez al problema real subyacente:

Desde que Rajoy ganó las elecciones, los españoles hemos visto reducida nuestra riqueza en un 20% y hemos experimentado el mayor aumento de la pobreza de toda la Unión Europea, hasta el punto de que lideramos las tasas de pobreza solo por detrás de Bulgaria y Rumanía. Rajoy ha endeudado a los españoles en 146.000 millones de euros adicionales –pasivos en circulación o deuda total–, lo que representa ¡un 25% más que el endeudamiento de 2009 y 2010 juntos!; ha elevado o creado casi 30 impuestos y tasas sobre familias y empresas, el nivel de presión fiscal más alto de nuestra historia; ha destruido 715.000 empleos (1) y acelerado la tasa de incremento del paro del 8,7% interanual -cuando tomó el poder- al 11% de hoy; y ha reducido un 10% el poder de compra –no compensación del IPC enero y noviembre más subida del IRPF– de 8,5 millones de pensionistas

Rajoy nos lleva a la ruina y está convirtiendo España en un país tercermundista con salarios bajos, la inversión en caída libre, la industria en extinción y la mayor diferencia entre ricos y pobres del mundo desarrollado.
Las medidas clave para detener el hundimiento económico y darle la vuelta a la situación son inequívocas: reducción de impuestos a la economía productiva y a las familias –justo lo que dijeron que iban a hacer y no hicieron–; dejar quebrar a comunidades y ayuntamientos e intervenirlos –justo lo que Montoro dijo que iba a hacer y no hizo

Mucho más en el artículo original:

Consejos vendo...

¿Recuerdan ustedes a ese personaje que no hace mucho nos venía diciendo qué teníamos que hacer para salir de la crisis?...

Sí hombre, ese representante de un 'importante' colectivo que siempre están vendiéndonos consejos sobre qué hacer para salir de la crisis...

Venga, les doy una pista...



Pues sí, este personaje que en su día nos hizo reir mucho, hoy vuelve a ser actualidad, aunque por cosas que seguro que no le hacen mucha gracia:


El juez bloquea 50 cuentas y 20 empresas pantalla de Díaz Ferrán y Ángel de Cabo



El juez de la Audiencia Nacional que se encarga de la ‘Operación Crucero’, Eloy Velasco, ha ordenado el bloqueo y el embargo de hasta veinte empresas y 50 cuentas relacionadas con los principales imputados, los empresarios Gerardo Díaz Ferrán y Ángel de Cabo. Según fuentes de la investigación, la idea principal de este movimiento es recuperar el máximo número posible de activos para destinarlos a concursos abiertos a sus empresas y devolver así el máximo posible de los 45 millones de euros de deuda generada con los mayoristas de Viajes Marsans.

Eso sí, el tío como ejemplo de mal empresario no tiene precio...

El error de Díaz Ferrán y De Cabo, que les ha llevado a su detención, ha sido su “torpeza”. La voz de alarma saltó cuando se descubrió que el expresidente de la patronal CEOE se estaba deshaciendo de todas sus empresas y de sus bienes personales para venderlo todo a una misma persona, Ángel de Cabo, conocido por hacerse con empresas en procesos de quiebra como Nueva Rumasa.
Ambos, junto al socio de Díaz Ferrán ya fallecido, Gonzalo Pascual, se centraron en el vaciado de todas las cuentas durante el año 2010 para evitar pagar a los acreedores y trabajadores. El primero vendió al segundo Viajes Marsans, para después declarar su quiebra. Desde entonces, legalmente Díaz Ferrán no poseía ningún activo pero, sin embargo, ha seguido operando a través de De Cabo, o concretamente a través de sus empresas pantallas y sus testaferros.

Sí señores... esto es España y la clase de empresarios que  vienen dando lecciones al resto del mundo y pidiendo que 'se trabaje más'.

Una de bombillas y luces.

El lunes al coger el coche para ir a trabajar, siendo aún de noche, me di cuenta por el camino de que llevaba una luz de cruce fundida.

Así que al llegar al trabajo, busqué una de recambio para cambiarla, ya que en estas fechas es habitual volver a salir de noche, dándome cuenta de que era la última que tenía.

Tenía pensado pasar por un Centro Comercial, de vuelta a casa, a comprar un par de bombillas para tener siempre recambio, pero recordé una web que encontré hace tiempo sobre piezas de repuesto para automóviles y decidí echar un vistazo a ver cuánto me costarían.

Una lámpara H7, del fabricante Philips, de las normales sale por algo menos de 7€:



Con ese precio de referencia, y el de modelos 'superiores', me acerqué al centro comercial a comprar las bombillas... pero según llego me llevo la desagradable sorpresa de encontrarme con que la misma bombilla cuesta en tienda entre 15-18€, también Philips, y en 'marca blanca' del centro comercial son 11€.

Es decir, el mismo producto, el doble o más de precio en tienda.

Es cierto que en Oscaro hacen notar que el precio se encuentra rebajado, y viendo los precios de la tienda me lo creo, pero ¿cuándo nos hemos vuelto tan locos para pagar alrededor de 3.000ptas (18€) POR UNA MALDITA BOMBILLA de cruce?

¿O es que el metal que lleva y el vidrio ha subido tanto de precio que de repente su precio se ha duplicado en los últimos años?

No hace tanto tiempo, aún recuerdo cuando una caja de bombillas de recambio, con una principal (H4 las últimas que compré, con doble filamento) y varias bombillas de distintos tamaños costaban 5-6€ en cualquier tienda. Incluso recuerdo unas Philips que compré para mi anterior coche, con mayor luminosidad, que me costaron unos 15-18€ las dos.

Mi caso lo he resuelto haciendo un pedido online, que incluso con gastos de envío se queda en un precio inferior a lo que me costaban en tienda.

Desde luego, en este país hace tiempo que perdimos el norte en una supuesta situación económica boyante que nos ha hecho perder la perspectiva.

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive