Hundamos el barco.

Ando liado, muy liado... tanto como para no tener tiempo para el blog.

Y tampoco ganas, lo reconozco, porque viendo el entorno en el que nos movemos de crisis asentada en todos los estratos del sistema, cuesta encontrar algo de lo que hablar que no esté ligado a la misma.

Pero hoy sí que me gustaría hablar de algo que lleva moviéndose desde ayer por las redes sociales, en particular Twitter.

Por lo visto, alguien con mucho tiempo libre y ganas de demostrar 'algo' (aún no sé muy bien el qué), decidió tras el fiasco de la nueva web del Senado (de lo que ya hablan, y mejor que yo, otras personas) lanzarse a montar una web similar pero usando software Open Source en lugar del Privativo que se ha usado.

El caso es que ha montado una web alternativa, con el mismo look&feel, pero sin gastarse (según dicen algunos) los 250.000€ en tema de licencias software, de cerca de un total de 500.000€ que se dice que ha costado, y además ha colgado un PDF (que podéis leer aquí) donde explica lo que ha hecho.

Lo malo, y de ahí esta entrada que le dedico, es que como cada vez que alguien se lanza a 'evangelizar' en nombre del Software Open Source 'gratuíto' el mensaje que se quería transmitir difiere mucho del mensaje finalmente transmitido y del que se está haciendo eco:


Tengo claro que lo que este señor quería hacer era defender el uso del software Open Source frente al Privativo por el que se pagan costosas licencias. El problema es que al centrarse en cantar las excelencias del SW Open Source, se ha olvidado de dejar claro desde el primer momento que usar Wordpress no significa que haya que hacer muchas más cosas por detrás para llegar al resultado final.

Porque decir que con Wordpress puedes montar una web está muy bien, pero por mucho CMS que uses lo tienes que adaptar, le tienes que dedicar horas, ya sea para generar los contenidos, como la plantilla, las secciones, las imágenes, el diseño final e incluso es posible que algún plugin personalizado.

Y todo esto sin entrar a valorar la capacidad de soportar muchas visitas de un sistema montado con Wordpress en un hosting gratuito, frente a una solución privativa que quizás sea más madura, fiable y escalable.
O que quien vende el software privativo también asume la responsabilidad de dar soporte y solución a los posibles problemas que surjan, cosa que no va hacer nadie usando Wordpress, Joomla u otro sistema por muy disponibles que tengamos los fuentes para poder tocarlos.

Así que lo que de inicio era algo pensado con buena intención, termina por recordarme a esta imagen:


Y es que muchas veces, tras pasarnos años peleando por luchar contra la baja valoración de nuestro trabajo, contra la falta de profesionalidad de muchos, contra las empresas que malvenden proyectos que luego sacan a costa de horas 'extras' no remuneradas... somos tan gilipollas para liarnos a hundir nuestro propia profesión porque no pensamos bien las cosas antes de publicar nada y nos lanzamos al más puro sensacionalismo amarillista para aprovechar el puto momento.

Luego vendrán los llantos, las quejas y las lamentaciones porque vas a un cliente que quiere una web y te empieza a decir que es caro porque si usas Wordpress o Joomla 'el coste es cero'.

Resumiendo:

  • Discutir uso de Software Open Source VS Privativo: BIEN
  • Dar a entender que las cosas no conllevan horas de trabajo si usas Software Open Source: MAL y mejor te callas, que no nos estás haciendo ningún favor.
Comentarios a favor y en contra, o insultos de talibanes del Open Source, a continuación.

La dictadura de las empresas.

¿Recordáis cuando no hace mucho se hablaba del 'chantaje' que unos pocos ejercían sobre otros?


Adiós al chantaje de los controladores


Caos por el chantaje de los controladores


Blanco cortará por decreto “el chantaje” de los controladores


Toda la fuerza de la Ley frente al chantaje de los controladores

No quiero entrar en discusiones sobre si lo que hicieron entonces estuvo bien o no, pero sí explicar una situación en la que unos aprovechan una situación de ventaja, ya sea por que las condiciones les son favorables, porque tienen una postura de fuerza, porque a priori las leyes estén de su lado o porque su unión les proporciona una posición ventajosa.

Ventaja que se aprovecha de forma déspota, al no plantear alternativas que puedan satisfacer a todas las partes, cediendo para que no sea solo la otra parte quien deba 'perder' en la negociación.

Ahora, si estos hechos en su momento se calificaban como 'chantaje', ¿cómo deberíamos llamar a lo siguiente?


Iberia amenaza con aumentar los despidos si en enero no está cerrado el plan con los sindicatos 

La cuenta atrás en Iberia ha empezado. Desde el pasado viernes cuando la compañía presentó el plan de reestructuración hasta finales de enero, que es la fecha límite propuesta por el consejero-delegado, Rafael Sánchez-Lozano, para cerrar el pacto con los representantes de los trabajadores. Si en tres meses no hay acuerdo, la aerolínea española ha advertido oficialmente que “pondrá en marcha una reducción adicional de capacidad con vistas a asegurar la viabilidad de la empresa”.

Tras anunciar la semana pasada que hará un ERE que afectará a casi el 25% de su actual plantilla, con el único objetivo de seguir dando beneficios, que suponen 4500 empleados que se quedarán sin trabajo, hoy llega esta amenaza directa a la línea de flotación de unos trabajadores que tras el anuncio del viernes es posible que aún estén en shock.

En un momento en el que el paro es el mayor de nuestros problemas, con cifras que rondan los casi 5 millones de parados, una amenaza como esta es sin duda una de las peores que cualquiera puede recibir, lo que hace mucho más infame usarla y aprovechar la situación de fuerza que da la última reforma laboral y el miedo de muchos a quedarse en la calle, para hacer que los trabajadores y sindicatos se resignen y acepten el ERE como un 'mal menor'.

Además de lo obvio, todo esto debería hacer que nos planteásemos todos qué ha sucedido durante los últimos 30 años en nuestra sociedad para llegar a un punto en el que ya no existe igualdad entre trabajadores y empresa, donde la clase media se está perdiendo a marchas forzadas, donde las empresas coquetean descaradamente con los grandes partidos políticos para que cambien las leyes a su antojo, partidos que parecen mucho más preocupados de seguir enchufando a 'SU' gente en cargos públicos y mantener su estatus que de construir una sociedad sostenible.


Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive