Reducir el consumo energético... ¿y las empresas qué?

En los últimos tiempos, y cada vez con más fuerza, venimos escuchando noticias sobre el final de la era de los Combustibles Fósiles, y la creciente necesidad de cambiar nuestro modelo energético.

Con el barril de petróleo a más de 140$, y los precios de los combustibles por las nubes, parece cada vez más necesario que nos planteemos si el modelo Consumista y Capitalista de las últimas décadas es factible en un mundo cada día más globalizado y donde ya no somos de los pocos en disfrutar del vehículo privado para el transporte.

De hecho, muchos analistas culpan de la actual (y casi diría que imparable) subida de los precios del petróleo a las cada vez más mayores necesidades de economías emergentes (y muy numerosas) como la de China.

Por ello, casi no pasa un día en el que no aparezca una noticia hablando del cambio climático o del final del petróleo.
Y nuestros políticos, los que suponen que están donde están para solucionar problemas (y no para crearlos), piensan en cómo obligarnos a reducir nuestro consumo energético.

El problema, tal y como yo lo veo, es que hasta ahora las impopulares medidas están orientadas a penalizar el consumo particular, subiendo las tarifas eléctricas y obligándonos casi a volver al tiempo de las cavernas.

Pero en el día a día, uno que suele ser bastante observador, me he encontrado con comportamientos que suponen un gran derroche energético y en los que los políticos (y asesores) parecen no haberse fijado.

Algunos de ellos son:


  • Consumo de combustible por parte del transporte privado, en el trayecto diario de ida y vuelta al lugar de trabajo.

  • Luces encendidas a lo largo de todo el día en las oficinas, inclusive cuando en nuestro país gozamos de muchas horas de Sol.

  • Sistemas de Climatización encendidos durante las largas jornadas de trabajo.

  • Falta de paneles solares en la inmensa mayoría de las empresas



Y por ello, y pensando en cómo se podría reducir el consumo energético en el día a día, se me ocurren algunas ideas que podrían (quizás) ayudar:


  • Fomentar el teletrabajo en las empresas, facilitando los medios para que no fuese necesario el desplazamiento diario a los centros de trabajo de miles de trabajadores, salvo cuando sea necesario.

  • Concentrar las empresas en áreas empresariales, en los alrededores de las ciudades, evitando así que los centros de las grandes ciudades se vean invadidas cada día por miles de coches.

  • Conectar estas áreas empresariales con transporte público, y fomentar que las empresas que trabajen en ellas contribuyan a poner lanzaderas para facilitar la llegada de los trabajadores a los centros de trabajo.

  • Fomentar el uso de las video conferencias para la celebración de reuniones que no requieran de la presencia física de una/s persona/s en un lugar concreto, evitando desplazamientos.

  • Fomentar la implantanción de la jornada intensiva (aunque no conlleve reducción de jornada), para reducir el número de horas en los que se necesita del sistema de climatización y la iluminación artificial en las empresas.

  • Flexibilizar la hora de entrada y salida, para evitar la 'hora punta' en las grandes ciudades.

  • Fomentar la instalación de placas solares en una empresa, o de pequeños parques solares asociados a un área empresarial, para reducir el consumo.



Obviamente, y dado que no todas las empresas querrían afrontar este tipo de medidas, se requeriría de la creación de un registro de cuán verde es una empresa en función del número de trabajadores que tiene y el número de medidas que estaría dispuesta a asumir.

De esta forma, las empresas más ecológicas se podrían ver beneficiadas con subvenciones para la instalación de paneles solares, o reducción en los impuestos a pagar, en función de si ponen medios para reducir la huella energética asociada a la empresa.

Porque no nos engañemos... pese a los esfuerzos por parte de las Administraciones para proporcionarnos transporte público, muchas veces esas medidas no sirven para nada si un día X empresas deciden irse a un parque empresarial donde hay mala comunicación y el llevar un buen transporte público supone años y millones de € de esfuerzo. Y todo para que una empresa pegue un pelotazo vendiendo sus oficinas del centro de la ciudad, e irse a una zona mucho más barata.

La pena, es que no creo que haya (a día de hoy) político con los redaños suficientes para plantear algo así a las empresas, y hacerles ver que si hoy los alrededores de Madrid están llenos de coches, o consumimos demasiada energía, también es responsabilidad suya.

O quizás nuestro Ministro 'descorbatado', tan preocupado como parece por estos temas sí que sea capaz de hacer algo así...

P.D. Seguro que a vosotros se os ocurren más medidas que podrían ayudar, o habeis sido testigos de actitudes que suponen un derroche de energía en el día a día.

1 comentarios:

Carmen martes, 15 julio, 2008  

Sí se me ocurren más medidas... pero sería suficiente, de momento, con que hiciesen caso a las que propones... aunque me temo que no están por eso. Pero es una suerte tener a gente que, al menos, reflexione, como tú. Besitosss

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive