La Cancamusa nueva del Emperador...

Cambia el escenario, cambian los protagonistas, pero la moraleja es la misma...


Hace muchos años vivía un reyinversor que era comedido en todo excepto en una cosa: se preocupaba mucho por su vestuario su dinero y en cómo pegar un buen pelotazo.

Un día escuchó a dos charlatanes emprendedores llamados Guido y Luigi Farabutto decir que podían fabricar la tela más suave y delicada crear la Web 2.0 más alucinante y revolucionaria que pudiera imaginar. Esta prenda web 2.0, añadieron, además tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquiera estúpido o incapaz para su cargocon un blog con un pagerank inferior a 6, no capacitado para la Reingeniería Inversa de los Forlayos aplicados a las Sinergías de la Red.

Por supuesto, no había prenda web 2.0 alguna sino que los pícaros hacían que como que trabajaban en la ropaweb y en la forma de conseguir ingresos, pero se quedaban ellos los ricos materiales que solicitaban para tal fin gastaban los fondos que el inversor les daba en aparentar una empresa próspera y muy 2.0.

Sintiéndose algo nervioso acerca de si él mismo sería capaz de ver la prenda web o no, el emperador envió inversor le pidió primero a dos de sus hombres bloggers de prestigio de confianza a verloa. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de ver la prenda el negocio y la excelencia de la web y comenzaron a alabar a la misma.

Toda la ciudad comunidad había oído hablar del fabuloso traje de la fabulosa idea que revolucionaría el mundo y habían meneado cientos de noticias sobre la misma y estaba deseando comprobar cuán estúpido era su vecino.

Los estafadores hicieron como que le ayudaban a ponerse la inexistente prenda emprendedores lanzaron finalmente la primera versión (Beta, como buen proyecto 2.0) y el emperador salió con ella en un desfile inversor la presentó y meneó sin admitir que era demasiado inepto o estúpido como para poder verla.
Toda la gente del pueblo de la prestigiosa Blogesfera y la mayor parte de la Comunidad alabó enfáticamente el traje la innovadora y revolucionaria web e idea temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo ver la viabilidad del negocio, hasta que un niño blogger menor dijo:
“Pero si va desnudo no es más que CANCAMUSA”

La gente empezó comunidad y los bloggers de élite empezaron a cuchichear la frase, produciéndose un cisma entre los que veían claramente la Cancamusa y la élite de la bloggesfera que la seguía defendiendo, hasta que toda la multitud gritó que el emperador iba desnudo inversor había metido la pata invirtiendo en pura y simple Cancamusa. El emperador inversor lo escuchó y supo que tenían razón, pero levantó la cabeza y terminó el desfile de poner pasta, al tiempo que se repetía... 'su puta madre va a volver a invertir en internet'.


Adaptación libre de El traje nuevo del Emperador, adaptado de acuerdo a la genial entrada que Alfredo de Hoces ha escrito en su blog acerca del cierre de Mobuzz. (Si no sabes de qué va la historia, lee la entrada de Alfredo)

Porque este tipo de cosas, sin duda, no son nuevas. Ha cambiado el escenario, han cambiado sus protagonistas, pero este guión me recuerda (y mucho) a esta fábula que de pequeño intentaba advertirnos entonces sobre los peligros de los charlatanes.

Y si no, pensar en toda la Cancamusa que se vendió en la Primera Burbuja Tecnológica.


"Ni caso, sr. Inversor, que estos son unos ignorantes que no saben de la web 2.0, de sinergías ni de forlayos..."



Imagen de http://comentounlibro.blogspot.com

Nota:

Nota movida a esta entrada.

1 comentarios:

Super Coco martes, 02 diciembre, 2008  

Sólo tengo dos palabras que añadir:

¡es pectacular!

:-)

¡Qué bueno!

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive