Causas de descontento laboral.

En mi empresa, y a estas alturas del año, seguimos sin conocer las 'subidas' que nos corresponderán este año a nivel salarial...

El caso es que ya somos muchos los que andamos mosqueados con el tema, puesto que tenemos la sensación de que para la birriosa subida que nos van a hacer, no merecemos que tengamos esta incertidumbre durante tantos meses.

Y por ello, y haciendo un pequeño análisis de porqué estamos descontentos, se me ha ocurrido hacer esta entrada, para enumerar los distintos motivos que llevan a un trabajador a estar descontento con sus jefes, con su empresa o el trabajo que realiza...

Obviamente no se pueden recoger todos los motivos, y seguramente me deje muchos en el tintero, así que para eso teneis los comentarios, donde podeis dejar los que creais que faltan.

De momento, estos son los que han venido a mi mente:


  1. Salarios: sin duda el número uno de los motivos para estar descontento para la mayoría. Un salario insuficiente, unas revisiones injustas que no llegan a cubrir las expectativas de un trabajador que se ha esforzado mucho para cumplir con la empresa, es el principal motivo de descontento entre los trabajadores.
    En este aspecto, desde hace tiempo yo opino que muchas empresas lo que buscan con sus bajas revisiones es evitar acumular salarios que el día de mañana, y en un momento de recesión o crisis, le puedan suponer una carga insostenible.

    Pero para ello siempre tenemos dos opciones:

    A) Retribuciones variables, en función de objetivos de facturación, que recompensen los objetivos cumplidos. Hoy en día es habitual ver estas retribuciones en puestos comerciales o de dirección, pero no así en puestos más bajos, lo que considero un gran error.

    B) Retribuciones flexibles, es decir, que cuando los números no acompañen nos sentemos todos a hablar y seamos capaces de acordar una bajada temporal de retribuciones, hasta que las cosas vengan mejor. Algo como lo que T-System y los sindicatos acordaron en Alemania, para evitar dejar sin trabajo a muchos trabajadores.

  2. Malas condiciones laborales: aquí dejo fuera el tema salarial, y me centro en los tipos de contratos basura existentes, y las condiciones laborales de muchos trabajadores.

    Contratos por fin de Obra que no responden a una obra real, pero se usan para poder echar a un trabajador a un coste muy inferior al que correspondería, contratos en prácticas a personas que realmente hacen mucho más que aprender, contratos por meses que generan incertidumbre en el trabajador...

    Y por supuesto, malos horarios, el no respetar los derechos laborales reconocidos en el Convenio correspondiente, el engañar o esconder sobre los derechos del trabajador...

  3. Incompatibilidad Vida laboral vs Vida personal:
    Con una gran generación de trabajadores entrados en la treintena, y que ya son padres, o empiezan a planteárselo, muchos se han encontrado, o se encontrarán, con los problemas para compatibilizar tu vida profesional con tu vida familiar.

    Al problema existente de la discriminación a muchas mujeres por querer ser madres, o serlo, se suma el descontento de muchos trabajadores que con la llegada de un hijo ven cómo sus jornadas (hasta entonces 'normales') se hacen terriblemente largas y les impiden pasar más tiempo con sus familias.

    Por ello, no es raro que cada vez seamos más los que en una entrevista de trabajo preguntemos por los horarios (de la empresa o el cliente) y la flexibilidad de horarios. E incluso preguntaríamos por el Teletrabajo, si no fuese porque esa opción tan solo cuenta de cara a la galería, y las empresas son muy reacias a permitirla.

  4. Competencias:
    Aquí tendríamos dos casos... en el primero hablaríamos de competencias excesivas, y en el segundo de competencias insuficientes.

    A) Excesivas: es lo habitual, que muchas empresas/jefes tiendan a abusar en exceso de un buen trabajador. Si tienes varias trabajadores, y uno de ellos se destaca como mejor profesional, siendo más productivo por ejemplo, muchos tienden a cargar a esa persona de excesivas competencias.
    Esto conlleva que se de el caso de que una persona sienta que 'no le pagan suficientes' (Causa 1) por todo el trabajo que tiene, o se sienta muy descontento al ver que mientras él tiene excesivo trabajo otros compañeros viven mucho mejor.

    B) Insuficientes: el caso contrario, pero con el mismo trabajador. Tenemos una persona muy competente, capaz de hacer más trabajo del que realmente le dan, pero que ve cómo no es tenido en cuenta por sus superiores y se ve relegado a tareas rutinarias o insatisfactoria para sus anhelos.
    En este caso, es muy habitual que el trabajador acabe por buscarse otro trabajo donde le ofrezcan un perfil más alto, y donde pueda dar rienda suelta a sus anhelos y ganas de 'hacer más'.

  5. Proyección o Plan de Carrera:

    ¿Qué podemos buscar muchos con el paso del tiempo una vez alcanzado un cierto reconocimiento profesional?... pues un plan de carrera, tener proyección profesional dentro de nuestra empresa.

    Es decir, puede ser que muchos que empiecen a programar en una empresa, una vez pasado un tiempo y alcanzado un buen nivel económico, se den por satisfechos con lo que hacen. Puede que el seguir creciendo a nivel profesional, realizar nuevas tareas y afrontar nuevos retos, no les llame especialmente y prefieran quedarse donde están.

    Pero hay muchos otros que con el paso del tiempo, y una vez superada una etapa laboral, deseen seguir progresando y hacer más, y afrontar nuevos retos profesionales.

    En estos casos, la falta de un plan de carrera o un plan de carrera demasiado rígido (y el no saber ver la proyección de un empleado), conllevará el descontento de esa persona al ver que se le relega a tareas que no le suponen ningún reto, e incluso el plantearse cambiar de aires (aún a costa de perder la antigüedad en una empresa que no ha sabido valorarle).

  6. Despotismo:

    Sí, habeis leido bien... 'Despotismo'.

    Aquí me refiero a aquellos mandos que actuan despóticamente con sus trabajadores, que no sabe llevarles y que incluso recurren a las amenazas para obligarles a realizar sobreesfuerzos nunca remunerados.

    Cualquiera que haya tenido uno de estos jefes, sabrá de lo que estoy hablando.

    El caso es que este tipo de mandos son terriblemente dañinos, para el trabajador e incluso para la propia empresa.
    A veces, los dueños de alguna empresa creen que tener a alguien que gobierna con puño de hierro a sus trabajadores es una ventaja, porque parece conseguir metas a menor coste y hacer trabajar más a sus trabajadores.
    Pero lo cierto, es que estos déspotas son un mal en sí mismos, al provocar que muchos trabajadores se larguen de la empresa, con el perjuicio que conlleva.

  7. Falta de beneficios sociales.

    Cosas como los cheques comida, poner una sala para el café que pueda usarse como comedor, proporcionar un seguro médico a los empleados, u otro tipo de ventajas a los trabajadores, son errores que pueden hacer que ante ofertas similares, salvo por estos pequeños detalles, un trajabador se decante por otra empresa.

    Y lo más curioso, es que estos 'detalles' son mucho menos costosos de lo que algunos puedan imaginar.

  8. Mal ambiente laboral.

    Cuando vas a pasar muchas horas en una oficina, lo menos que puede desear uno es que al menos el ambiente laboral sea bueno.
    Oficinas cutres,puestos de trabajo faltos de medios, normas corporativas absurdas (como no poder poner una foto de tus hijos sobre tu mesa), jefes que desconfían sistemáticamente de sus empleados y se dedican a 'pasearse' para controlarles, horarios poco o nada flexibles, controlar hasta los tiempos para la pausa del café... todos ellos son aspectos que conllevan que se genere un mal ambiente laboral.

    Y un mal ambiente laboral conlleva que se produzca menos, los trabajadores no tengan motivación para realizar mejor su trabajo y que existan absurdas tensiones entre grupos de trabajadores o trabajadores y dirección...

    Para poner un símil entendible... sería como tener un barco de remos donde cada uno remase a destiempo, o incluso en direcciones contrarias...



Y seguro que podríamos seguir añadiendo motivos que provocan el descontento entre los trabajadores... pero estos son a priori los que me han parecido más relevantes.

Se que esto tampoco llegará a ningún sitio, y dudo mucho que un empresario se vaya a pasar por aquí a leer esta entrada, y menos aún a tenerla en cuenta para mejorar sus relaciones con sus empleados. Pero tener por seguro que muchos trabajadores verán en estas entradas reflejado algún motivo de su actual o pasado descontento.

Señores empresarios, ustedes sabrán lo que hacen, pero tengan en cuenta que las relaciones empresa<->trabajadores han cambiado mucho en los últimos años.
Si hasta hace un tiempo se entendía como una relación donde lo único importante era acordar unas horas de trabajo a cambio de un jornal, cada día es más palpable que se debería enfocar como una relación de COLABORACIÓN entre empresa y trabajador.

Es decir, pasar de un 'yo te pago y tú trabajas (y punto)' a un escenario donde dos partes deciden colaborar por un bien común (beneficios para la empresa y salario+variable para el trabajador), mediando el respeto mutuo y el diálogo para solventar los problemas entre unos y otros.

Y ¿por qué?... podrían preguntarse algunos empresarios... pues porque ya no basta con ser el que más clientes tiene, o el que más factura... o tener esos 'contactos' que te aseguran trabajo para los próximos años...
Esa tan solo es una de las partes de la ecuación, y otra parte son los trabajadores que deben de realizar su trabajo debidamente para que tú consigas entregar el trabajo y cobrar por ello.

Así que recapacitar un poco sobre estos puntos... y pensar en qué podeis estar fallando la próxima vez que vuestros trabajadores se quejen. Tampoco os digo que les consintais todo, como a niños caprichosos... pero sí que penseis sobre sus quejas, os pongais en su lugar y decidais si no sois vosotros mismos los culpables de que uno, dos o varios trabajadores te dejen colgado en mitad de un proyecto.

Y ahora, el que quiera aportar... a comentar. :D

4 comentarios:

JA sábado, 12 abril, 2008  

la conciliación de la vida laboral con la familiar es algo a tener muy en cuenta.

Me encantaría encontrar empresas (excepto alguna multinacional que si lo hace en algún departamento), que permitiese al trabajador que manejase su horario dentro de unos márgenes, si uno hace sus horas /semana o mes, y no está en producción/tutrnos, se puede hacer.

¿Que más le da a mi jefe que entre a las 9,00 que a las 9,40..? , ¿Y si el dñia se me está dando bien y en vez de salir a las 19,00 quiero salir a las 22,00..?.

Por eso me gusta más el trabajo orientado a tareas, eso si, ciudado con eso porque puedes acabar haciendo 12 horas diarias si te descuidas.

Todo en su justa medida es bueno.

manulinx domingo, 13 abril, 2008  

Tu lo has dicho todo :)

Es un tema complicado cuando hay problemas internos. Esta claro que no hay trabajo perfecto pero hay sitios donde es más facil trabajar ya que sientes que hay esa colaboración, el objetivo es hacer las cosas bien y ayudar-se los unos a los otros.

Donde estoy ahora veo cosas que nunca vi, ni sentí. Estoy en una consultora, con 2 jefes de proyecto que dejan mucho que desear (que uno nos dejó tirados), donde siente que por ser externo somos unos "mierdas" y que el cliente tiene la razon por cojones, lo que repercute en exigencias imposibles a los trabajadores, como por ejemplo desde enero casi exigir trabajar todos los fines de semana y horas extras diarias.. Los que no vamos, somos los malos, no tenemos compromiso y esas cosas... A veces incluso me he sentido mal por hacer fiesta, ... k triste. La gente cae bien, pero no entiendo se dejan pisotear tanto, aunque te paguen los fines de semana.

Bueno, yo lo tengo claro, la semana k viene si todo va bien y normal, todo acabará. No por el fin del proyecto, sino que cambiaré de aires.

Los proyectos lo deben de llevar gente competente. Un incompetente te quema.

Manu, the java real machine lunes, 14 abril, 2008  

Hola JA,

Efectivamente, la conciliación laboral/familiar cada día es más importante.

Pero como tú dices, es muy difícil encontrar empresas que realmente tomen medidas efectivas para ello.

En España la atrasada mentalidad empresarial todavía sigue creyendo que el mejor trabajador es aquel que está más tiempo en su lugar de trabajo, y no quien antes y mejor cumple con sus tareas.

Por mi experiencia, la única empresa que he encontrado que permitiese que algunos de sus trabajadores tuviesen total libertad de horarios, ha sido Borland España.

Buenas Manulinx :)

Por desgracia esa alternativa es la única que nos queda cuando la empresa no hace nada para mejorar los ambientes de trabajo, y dejad de lado el bienestar de sus trabajadores por sacar adelante los caprichos del cliente...

Al final tu marcha, o la de otros compañeros, acabará siendo un contratiempo mucho peor que el haberse plantado en su momento ante el cliente, y haber renegociado para realizar el desarrollo de una forma viable...

Y lo de que no te implicas y demás historias... ni caso, es el clásico discurso que busca precisamente que te sientas mal, y que acabes por 'solidarizarte' con tus compañeros y pringues...

Haces bien en negarte, porque si accedes a las horas extras y los fines de semana (no remunerados), al final te acabarás marchando igual pero habiendo regalado un montón de tiempo de tu vida.

Rafael Hernampérez lunes, 14 abril, 2008  

Hola, Manu

Estoy de acuerdo contigo... y a la vez discrepo. Para que no haya malos entendidos, aclararé que sólo expones la parte que te interesa como trabajador, pero no te pones el gorro del empresario, que seguramente ni duerme intentando mantener su empresa y que sus empleados cobren cada fin de mes.

Muchos de los puntos que expones son claros u contundentes, a pesar de que tú disfrutas de muchos de ellos (cheques comida, seguro médico...). Alabo tu cortesía al exponer el caso o el problema de otros de forma general.

Hay que contar también que el empleado también actúa de mala fe, y una auditoría que compare comportamientos entre empresario y empleado (en nuestro sector), mostraría claramente que todos somos pecadores y unos más que otros, y que en despropósitos hay una línea muy delgada entre ambos bandos.

Por otro lado, creo justo mencionar que olvidamos el aspecto humano. La empresa la dirige un ser humano, y quien trabaja para ella es un ser humano. Si un empresario quiere crecer como empresa, debería empezar en crecer como ser humano. El liderazgo se consigue convenciendo, no exprimiendo tus intereses sin importar los medios ni los cadáveres.

Por otro lado, Manu, sabemos, y tú mejor que nadie, que todos somos buenos compañeros hasta que llega una crisis o un marrón, donde cada uno mira por su esfínter y apáñate tú con el muerto.

Muchos estudios aseguran que el primer punto que más importa a un trabajador es sentirse humano y sentirse importante, incluso por encima del salario o los beneficios sociales. Una persona que esté satisfecha de llegar a un trabajo donde se le reconoce su trabajo, donde los compañeros alaban sus méritos y donde los jefes le motiven sinceramente, eso vale mucho más que todo lo que puedas ganar y todas las ventajas que puedas tener.

Obviamente, en nuestro sector que es tan competitivo y donde la jungla del mercado nos convierte en depredadores unos de otros, esto es una cadena que empieza por el mercado, luego por la empresa y, por último, por el empleado. Y en medio de esta jungla, hay empresas que, siendo pequeñas, consideran a sus empleados como su activo más importante. La primera empresa en la que empecé era así. Estuve casi cinco años, y todos los compañeros que tuve siguen ahí, tan amigos y tan contentos de trabajar en esta empresa como el día que yo la dejé, hace casi 10 años. Eso es así y son hechos. Ellos no cobran lo mismo que tú o que yo, si no mucho menos. Pero no les importa, porque les "mola" su empresa y el trabajo que realizan.

Son casos extraños, pero "haylos". Si yo tuviera que crear una empresa, lo haría así. No me importaría crecer mucho, ni ser una Indra o una Thales. Prefiero ser pequeño y humilde, pero con un corazón indomable, que grande y depredador. Es un punto de vista.

Muy bueno este post. Da lugar a debate, a intercambiar puntos de vista y a discutir sanamente. Chapeau


Raf

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive