La buena alimentación...

Hoy me ha llamado la atención esta noticia que he encontrado en la página principal de ElMundo.es:

"¿Quién puede meter en cintura a Connor?"

En ella nos relatan los problemas de un niño de 8 años, Connor, que pesa 89 kilos (sí, 89) y sobre el que un grupo de Enfermeras, Pediatras, Policías y Maestros decidirán si debe seguir bajo la custodia de su madre o no...

El problema es obvio, el niño tiene grandísimos riesgos por su gran peso, hecho que se ve agravado si leemos lo que el niño suele comer: 4 raciones diarias de patatas fritas al día, hamburguesas y pasteles de carne...

Su madre dice haber intentado ponerlo a dieta, e incluso un canal de televisión hizo un programa sobre el intento del chaval de perder peso, pero por lo visto el chaval es tan hábil como para conseguir comida fuera de su casa...


Foto ElMundo.es.

Leyendo esta noticia me ha venido a la cabeza la polémica que hubo hace unos meses cuando el Ministerio de Sanidad pidio a la cadena de comida rápida basura Burger King que retirase su publicidad sobre sus menús XXL, los cuáles contenían cerca de 1000 kcal.

Burger King incluso contraatacó creando un blog que defendía la comida 'para hombres de verdad', en el que pretenden defender la libertad de elección de las personas que se rebelan contra lo establecido (y el derecho a morir de un infarto por un subidón de colesterol, se les olvidó añadir), asociando a su MEGA-Hamburguesa la imagen de Hombres de Verdad (como Homer Simpson).



Ante esta noticia, y recordando este suceso, yo me pregunto si no habrá llegado el momento en el que Sanidad deba ponerse manos a la obra para acabar con los excesos nocivos para la salud, realizados por muchas empresas de alimentación.

Pero no solo me refiero a las cadenas de comida rápida, sino también a todas las empresas que venden comidas preparadas de alto contenido calórico, o donde se usan grasas saturadas por ser más baratas (pero mucho más perjudiciales)...

No quiero poner en duda el derecho a las empresas a fabricar los productos como les venga en gana, pero creo que los consumidores tenemos derecho a saber qué comemos y cómo de perjudicial puede ser para nosotros...

Así que... ¿debería el Ministerio de Sanidad obligar a las empresas a informar del contenido calórico y de grasas saturadas en sus productos alimenticios?... ¿deberían de aumentar los controles a Restaurantes y Bares para evitar el uso de aceites de mala calidad o perjudiciales para la salud?...

No se, pero creo que la Obesidad, tal y como ya la han definido muchos, se ha convertido en la Epidemia del S.XXI... y quizás habría que empezar a hacer algo antes de que la Obesidad se convierta en un problema tan grave como el Tabaco.

2 comentarios:

Anónimo martes, 27 febrero, 2007  

Manué, dejémonos de más leyes :-) que ya sobran por todas partes.

Si alguien quiere engordar por comer comida basura, allá él. Esas cosas se notan, no se cogen 98 kilos en un mes, ni por comer una vez en un sitio de esos.

Tere miércoles, 28 febrero, 2007  

El tema este de la obesidad......es un problema,claro esta, hoy dia.Pero eso es a causa de que desde pequeño no se nos acostumbra a comer una dieta sana y equilibrada.Que si chuches,dulces,comidas rapidas,etc....Aparte por el ritmo de vida que se lleva hoy dia!!

Pero digo yo que hoy dia en vez de comerte una hamburguesa tambien puedes comer una ensalada.O en vez de comerte un plato pa 3 jaja te comes uno para uno......son habitos alimenticios malos....

Bueno,que tambien hay que hacer mas incapie en este tema,en cuanto a prevencion por que no es un tema que te coke tanto como por ejemplo el de el tabaco,alcohol o drogas,por poner un ejemplo.

Un saludito!!

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive