Salirse del Euro.

Hay días en los que el mundo no deja de sorprenderme, sobre todo por lo fácil que plantean algunos cosas que son realmente complejas y pueden tener consecuencias importantes.

Hoy hemos amanecido con una noticia que daba a entender que Grecia, ese país del PIGS (del que formamos parte) que lo está pasando realmente mal, se estaría planteando un Referendum para salir del Euro.

El porqué es claro, al estar dentro de la moneda única los países de la zona Euro no pueden usar métodos como el de la devaluación de la moneda para afrontar mejor una crisis tan dura como la actual.
Y es por ello que desde el principio de la crisis se han podido escuchar voces a favor de la salida del Euro, creyendo así que volviendo a nuestra antigua peseta nos quitábamos de problemas.

Pero la realidad es una hija de puta de cuidado, y resulta que salir del Euro, así tan alegremente, no es sencillo.

Veamos, ahora mismo el principal problema en España es el tremendo sobreendeudamiento que tienen familias, empresas y bancos.
Una deuda que está en Euros, esto que quede claro.

Hace años, los bancos españoles empezaron a pedir millones de Euros en el mercado Interbancario (un sitio donde los bancos que tienen pasta la prestan a otros que la necesitan), que luego usaron para hacer negocio prestándoselos a Empresas y Familias (para terrenos, ladrillos y más ladrillos).

Ese dinero venía de bancos más solventes, como franceses y alemanes, que a su vez lo tenían porque sus clientes ahorradores lo habían depositado en sus cuentas. Y esos bancos, hoy, esperan recuperarlo de los bancos españoles, ya que a su vez ellos tienen que ir devolviéndoselo a sus clientes.

Entonces, pongámonos en el hipotético caso de que nos saliéramos del Euro y planteemos dos situaciones:

Situación 1: Nos salimos del Euro, fijamos el cambio 1€=166.386 pesetas y convertimos las deudas (en Euros) a pesetas.

Si por ejemplo el Banco TiroLaPasta debe 1.000.000.000 de Euros en el Interbancario, con la conversión pasaría a deber 166.386.000.000 de pesetas.

Pero resulta que tras la vuelta a la peseta y la conversión de la deuda, el Gobierno Español (ahora con su propia moneda y mayor autonomía) decide empezar a imprimr billetes de peseta a tutiplén, forzando una devaluación de la peseta para favorecer nuestras exportaciones.
Es decir, la peseta pasa a valer mucho menos frente al Dolar USA o el Euro, lo que hace que sea más barato para el resto del mundo comprarnos nuestros productos.

Hasta aquí todo maravilloso, salimos del Euro, convertimos la deuda, devaluamos la peseta y conseguimos que nuestra economía empiece a repuntar.
Pero, ¿y los bancos franceses y alemanes?... resultan que ellos habían acordado convertir la deuda en pesetas y esperan sus 166.386.000.000 de pesetas porque les debíamos 1.000.000.000 de Euros.Pero con la devaluación resulta que 1€ ya no es igual a 166.386 pesetas, sino que ahora 1€ = 250 pesetas (por decir una cifra), así que aunque van a recibir su dinero (en pesetas), ya no van a recuperar 1.000.000.000 €, sino 665.544.000 €... algo más de 300 millones de € menos.


Situación 2: Nos salimos del Euro, fijamos el cambio 1€=166.386 pesetas pero la deuda se queda en Euros.

El Banco TiroLaPasta sigue debiendo 1.000.000.000 € en el Interbancario, el Gobierno devalua la moneda y ahora 1€=250 pesetas.

¿Qué sucede?... pues que el Banco TiroLaPasta sigue debiendo 1.000.000.000 €, pero ahora se han convertido en 250.000.000.000 pesetas, es decir... debe casi 90.000.000.000 pesetas más que antes, y aunque la economía se va recuperando porque se vende más, no alcanza a ser tan bueno como para comerse ese pufo y sobrecoste.


Ahora... ¿Cuál creéis que sería la opción que más posibilidades tiene de darse?... porque no creo yo que ni franceses ni alemanes vayan a tragar con perder más de 300 millones € así por las buenas.

Así pues, ¿estáis dispuestos a seguir pagando vuestras hipotecas en Euros con vuestras neopesetas?... genial, tan solo recordar que en lugar de pagar 100.000 pesetas de letra (600€), igual tenéis que pagar 150.000 pesetas de letra...

¿A que lo de salirse del euro ya no mola tanto como antes?


Actualización: y en todo esto, estamos obviando los millones y millones de deuda soberana emitida en EUROS y que el Gobierno tiene que devolver con intereses pasados unos años.

2 comentarios:

Anónimo miércoles, 21 septiembre, 2011  

En caso de salirse del Euro solo tiene sentido la opción uno, es decir, dejando de pagar al menos parte de la deuda, a la Islandesa. Aquí no hay situaciones buenas, solo menos malas.

De todas maneras si quedarse en el Euro pasa por las recetas FMI, desmantelar el estado de bienestar, privatizar lo poquito que aun no se ha privatizado, pagar la ciudadanía la deuda privada de los bancos..etc y sobre todo si la Merkel no se decide a ponerle fin a la crisis de deuda con eurobonos o comprando deuda publica excepcionalmente hasta que se acabe la especulación pues la verdad yo me quedo con la opcion 1. Con el yugo de la deuda, podemos ser niños buenos y hacer lo que nos dicen, pero asi llevamos meses y meses y pasados unos dias de cada nueva medida empiezan otra vez las dudas, los ataques y las nuevas bajadas de pantalones. Se dice que la reforma de la Constitución se hizo a cambio de los Eurobonos y yo de momento no los veo.

De todas maneras se tomará la opción que convenga a la elite financiera y nadie nos va a preguntar. Auto saboteado el 15M debido a que ha sido fagocitado por los perroflautas, asambleas estúpidas y cincuentones marxistas, solo queda verlas venir y esperar que surja algún tipo de resistencia con capacidad de aglutinar a los descontentos. Mi opinión personal es que al igual que en Europa solo la derecha populista tiene capacidad de hacerlo ya que la izquierda anticapitalista tiene su gran talón de Aquiles en su apoyo a la inmigración, cosa que aunque involuntariamente les alinea con la casta y les aleja de los trabajadores nativos(nada que no haya pasado en Francia y otros países antes). En fin...como decía aquí solo hay escenarios menos malos.

Por cierto hacia mucho tiempo que no escribías en el blog así me ha alegrado ver tu entrada, que es un gustazo leer como siempre.

1 saludo!

Manu, the java real machine miércoles, 21 septiembre, 2011  

Estoy de acuerdo, sin duda la opción 1 es la que más nos convendría.

Pero por eso mismo está claro que no es la que nos permitirían, porque serían los bancos extranjeros los que pasarían a tener un buen agujero por ello.

Yo en la actual crisis veo un movimiento especulativo del copón.

Los Estados están arruinados y sin margen de maniobra (sobre todo los del PIGS), porque durante años se dedicaron a desmontar cualquier empresa estatal (que daba dinero) para malvenderla al capital privado.
El dinero que se sacó durante años, se ha malgastado en cosas absurdas, sin pensar nadie en el bajón que vendría en la economía y la caída de los ingresos.

Además, en pro de esa corriente Liberal que ha recorrido el mundo, se rebajaron impuestos (y hasta se eliminaron) para los más pudientes, con la excusa de que de otra forma se largarían con la pasta a otra parte.

Resultado... en cuanto vieron que el modelo especulativo estaba agotado, trincaron la pasta y se largaron a los paraísos fiscales.

Así que ahora los Estados se ven sin dinero, sin ingresos, pero en un momento en el que deberían poner más dinero para reactivar la economía.

Pero ¡coño!... ¡¡no hay!!

Así que empiezan a emitir deuda a mansalva, y los que deben comprarla, que resultan ser los mismos especuladores que antes de han largado con el dinero, empiezan a manipular para obligar a los países más puteados a dar una mayor rentabilidad.

Se habla de falta de confianza, pero a mí me da que es más bien falta de vergüenza...
Porque viendo las medidas que se han tomado en la mayoría de países, los recortes de gastos, la venta de lo poco público que queda, sigue faltando 'confianza'.

La realidad es que te llega una agencia privada, con intereses ocultos, y empieza a rebajarte los ratings para alejar a posibles compradores de deuda, obligar a que tengas que pagar más y obtener así mejor rentabilidad.
Porque en el fondo saben que los países fuertes no dejarán caer a los más débiles y el Euro, así que aunque siempre hay un riesgo la verdad es que la deuda se acabará devolviendo.

Gracias por el comentario, es cierto que últimamente no escribo, pero es que con el trabajo apenas tengo tiempo para ello.

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive