Similitudes entre crisis...

Dicen que el pueblo que ignora su historia, está condenado a repetirla y cometer sus mismos errores.

Aviso, el artículo es largo, pero merece la pena ser leído hasta el final.

En medio de la actual y turbulenta situación de Crisis Económica a nivel mundial, y cuando las (más que sospechosas) agencias de rating insisten en centrar la atención en la Vieja Europa (de forma más que conveniente para unos USA al borde de la quiebra), hoy casi de casualidad he llegado a un artículo de la Wikipedia sobre 'El Crack del 29'.

En este muy interesante artículo uno puede encontrarse cosas realmente interesantes como estas...

La producción supera las necesidades reales de consumo a partir de 1925, sobre todo en los Estados Unidos, donde los Stocks aumentaban conforme se reconstruían las economías europeas. Las causas de la sobreproducción son:

· Distribución desigual de las rentas, que lleva implícita la limitación del consumo a las capas sociales más ricas, que en la mayor parte de los países no eran muy numerosas. Galbraith señala que en los Estados Unidos el 5 por 100 de la población recibía la tercera parte de la renta nacional.

· Mantenimiento de precios de monopolio, tipo cartel, que obligaba a la existencia de grandes cantidades de stocks sin vender, al comprometerse los fabricantes a mantener unos precios pactados de antemano.

· Desfase entre precios agrícolas e industriales: los primeros crecen más lentamente que los segundos y hacen disminuir, por tanto, el poder adquisitivo de los campesinos (importante clientela de la industria)


Desequilibrio, algo que hoy por desgracia cada día se acentúa más. En un sistema basado en el consumo no hay quien pueda consumir, y en un 'libre' mercado las empresas pactan los precios.

Pero no es la única similitud...

El crac fue antecedido por un boom especulativo que había surgido a principios de la década de 1920 y había llevado a cientos de miles de norteamericanos a invertir fuertemente en el mercado de valores, incluso un número significativo se prestaron dinero para comprar más acciones. Para agosto de 1929, los brokers prestaban rutinariamente a pequeños inversores más de 2/3 del valor de las acciones que estos compraban. Más de $8.5 mil millones se habían prestado, una cantidad mayor al monto total que estaba circulando en ese momento en los Estados Unidos.


Especulación, ¿a que os suena? Cambiar valores en bolsa por pisos, dejando la orgia de préstamos, y lo podéis aplicar a los últimos años.

Pero revisemos los factores que originaron la crisis:

los factores que ocasionaron la crisis se pueden resumir en los siguientes:

Crisis de subconsumo: Al lado de la superproducción también encontramos un subconsumo, la demanda de productos desciende motivado por la desigual distribución de la renta.

Comercio internacional: Falta de dinamismo en esta época debido a la caída de la demanda exterior y al proteccionismo.

Especulación bursátil: A pesar de los problemas, los valores en bolsa no dejan de subir. La bolsa sube pero no los beneficios reales de las empresas sino por la expectativa de beneficio. Las inversiones en bolsa se hacen a partir de préstamos concedidos por los bancos por lo que el dinero no va a los inversores productivos, sino a la especulación. El desastre “bursátil” provocó una grave crisis económica y financiera en EE.UU. Las principales manifestaciones de la crisis en EE.UU. entre el 1929-1932:

Sector financiero (los bancos): en 1929 habían quebrado cuarenta bancos, en el 1931 eran dos mil. La quiebra tiene lugar porque los particulares retiran sus depósitos ante el temor de perderlos. Por otra parte, los bancos no pueden recuperar los préstamos concedidos a los especuladores en bolsa, ni los invertidos a largo plazo en la industria. La quiebra bancaria paraliza la inversión de la cual redujo drásticamente la producción a la mitad y cerca de cien mil empresas cerraron sus puertas.

Crisis industrial: Incrementa el paro en índices hasta entonces desconocidos. En 1932 doce millones de parados en EE.UU. que constituían el 25% de la población activa. A este paro se sumó la ruina de millones de agricultores más la caíhttp://www2.blogger.com/img/blank.gifda de los precios agrícolas.


Las clases medias y bajas no tienen poder adquisitivo, luego no consumen.

Se valoran las acciones en base a las expectativas y no su valor real, lo mismo que se hizo con los pisos ('los pisos nunca bajan').

Lo de los bancos en quiebra, creo que no hay ni que explicarlo, ¿os suena la CCM o la CAM?

Y el paro... bueno, en un país con un 20% de paro poco hay que decir.


Ahora, ¿cómo se resolvió? Pues esa es la mejor parte, puesto que si hoy no oímos más que hablar del 'Libre Mercado' como solución a todos los males, resulta que esa solución ya se intentó aplicar sin éxito alguno.http://www2.blogger.com/img/blank.gif

La auténtica solución se aleja bastante del 'Libre Mercado' y se basa en lo que dijo Keynes:

Según él, la crisis del 29 la había provocado el hundimiento de la demanda y era necesario una intervención del Estado para estimularla. El reequilibrio entre oferta y demanda debía provenir de un aumento de la demanda, y no tanto, de una disminución de la oferta excesiva, como preconizaba la mentalidad liberal clásica. Para ello, el Estado debía estimular la inversión y el empleo recurriendo para ello al déficit presupuestario. Ello incluía también la inversión directa en obra pública y en los sectores con mayor impacto sobre empleo y demanda. Había que impulsar el consumo elevando el poder adquisitivo de la población, para ello había que proteger las rentas más pobres.


Es decir, para que el sistema consumista funcione, hay que crear consumidores. Las rentas bajas y medias han de mejorar su poder adquisitivo para que el sistema pueda funcionar.
Y por supuesto, actuaciones orientadas a generar empleo, y no soluciones para que las empresas constructoras amigas se lleven inflados contratos de obras innecesarias.

Y todo esto fue llevado a cabo por Roosvelt:

La política económica llevada a cabo por Roosevelt se denominó New Deal, estuvo basado en cuatro tipos de medidas que son:

las Financieras:
Se ayuda a los bancos mediante una participación en su capital.
Se procede a una devaluación del dólar, con el objetivo de crear inflación que a su vez estimule la economía.

las Agrícolas:
Se estimuló el descenso de la producción pagando a los agricultores una indemnización por dejar de producir. El objetivo era que los precios aumentaran.

las Industriales:
Se promovió el aumento de salarios.
Se disminuyen las horas de trabajo.

las Sociales:
Se llevan a cabo grandes inversiones en obras públicas.
Medidas de protección social que aseguran el poder adquisitivo de la población, el objetivo es que aumente el consumo.


Y como véis, lo mejor es que esas medidas que veis ahí arriba se alejan, por mucho, de las que hoy se demandan por parte de los señores empresarios que piden que se trabaje más por menos, o los que siguen empeñados en mantener los precios de los pisos en niveles insostenibles.

Ahora, ¿cuánto tiempo más a de pasar hasta que alguien recobre la cordura y los Estados se pongan de acuerdo para hacer lo que realmente se debe hacer?

¿O es que los señores políticos (o sus equipos) no conocen la historia y van a seguir emperrados en escuchar a quienes solo quieren ganar más?

Espero que algún día haya quien se acuerde de revisar la historia y empiece a pensar por sí mismo, para tomar las medidas oportunas que consigan que la actual crisis cambie de rumbo.

3 comentarios:

Carla martes, 02 agosto, 2011  

¡Cuánta sabiduría!
Desde luego los que manejan el cotarro no quieren apearse del burro. Ellos a lo suyo, a seguir embolsándose dinero y a tener contentos a sus amigos. No ven la realidad.

Si la gente tuviera más estabilidad económica consumiría más y se pasaría la crisis.

Pero eso no se consigue con despido libre ni moderación salarial, desde luego.

Nos esperan unos cuántos años más de pasarlo mal, esta crisis va para largo.

Ni PSOE ni PP tienen la fórmula mágica todos cojean del mismo pie.

En Cataluña tenemos el ejemplo perfecto.Recortes y recortes, pero en servicios básicos. A fastidiarse los de siempre. Además la culpa siempre es del estado, fíjate tú... y no de ellos que no han sabido administrar el dinero.
Enfin, así no vamos a ningun lado.

Son una pandilla de sinvergüenzas

Alex jueves, 04 agosto, 2011  

Hola, gran artículo, antes de nada decir que no soy economista, por formación soy ingeniero pero siempre me ha parecido que hay que saber de todo. Después de darle muchas vueltas a eso de si el gobierno nos sacará de la crisis, he llegado a la conclusión de que lo mejor es dar facilidades a la gente para que gane dinero, que algunos lo saben hacer muy bien, y así en poco tiempo el mercado se regula solo. No digo que haya que desentenderse de todos los controles, que hay que controlar, pero creo que los gobiernos cuanto menos molesten, mejor (Véase Cataluña y el ejemplo de Carla)

Manu, the java real machine jueves, 04 agosto, 2011  

En la teoría el Libre Mercado funciona, porque en un entorno de competencia las empresas buscarían la mayor cuota de mercado ajustando sus costes y beneficios, ofreciendo sus productos a un precio atractivo al consumidor.

En esa situación, los Estados tan solo tienen que dedicarse a poner el cazo vía Impuestos directos (los menos) y sobre todo los indirectos (IVA, etc...).

Pero en el mundo real, donde los Estados no supervisen y vigilen a los agentes de Mercado, la realidad es que se pactan precios, se reparten cuotas de mercado y los que más tienen son los que tienen poder para dirigir los intereses.

Y cuando esos intereses pasan por pagar lo mínimo a los trabajadores y drenar al máximo a los consumidores con pactos secretos para salir todos beneficiados (esos 'Lobbies' que tanto presionan a los Gobiernos), al final el Mercado se termina resintiendo porque alguien está haciendo trampas.

Por eso, ahora (que tiene narices que hayamos tenido que llegar a estos extremos) la UE se plantea medidas contra la especulación.

Hemos pasado del 'dale todo lo que pidan a las empresas por el bien del libre mercado', a la realidad de que hace falta una figura neutral y autoritaria que ponga orden y ponga a todos en su sitio.

El problema, el tiempo que lleve recuperar el equilibrio.

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive