Miedo a la soledad... (Conversaciones que nunca tuve)

Nerviosa, tras contarme su versión de los hechos, me miraba esperando una respuesta...

Aunque en realidad, lo que buscaba era un signo, un gesto, una palabra que aliviase su sentimiento de culpa, que le diese la razón y acabase con esa voz en su interior que le repetía, una y otra vez, que estaba equivocada...

- Bueno... ya ves que he hecho todo lo posible, pero cuando no puede ser...


La miré sin dejar entrever lo que pensaba, lo que hizo que su nerviosismo fuese en aumento. Pensé con calma lo que quería decirle, porque sabía que tan solo tendría esa oportunidad de ser claro, sincero y directo con ella...
Antes de abrir la boca, de decir lo que estaba pensando y evaluando en mi mente, repetí las palabras en mi cabeza para escucharlas... pero su nerviosismo pudo con ella y no fue capaz de esperar...

- En fin... yo no se qué más puedo decirte. Han sido muchos años a su lado, pero ya no puedo aguantarlo más... él no ha sabido darme lo que le pedía, de apoyarme cuando lo necesitaba y no me ha quedado más remedio que...
- ¡Mientes!... - interrumpí.


La acusación la pilló por sorpresa, como esperaba, y la dejó fría... en su rostro se reflejó cierta palidez y algunas gotas de sudor asomaron.
Durante un momento no supo qué decir, buscando problablemente entre sus excusas algo con lo que contraatacar...
Pero la sorpresa, primero... y la sinceridad de tan solo una palabra la desarmó.

- Te voy a ser sincero... antes de venir aquí he hablado con él, aunque supongo que ya lo sabías. Pero también he hablado con Carlos...


Su rostro se quedó aún más pálido durante un momento, reflejando un miedo fantasmal en sus ojos...

- Por eso - seguí - se que me estás mintiendo. Como antes le has mentido a él... por eso se que en realidad todo lo que me has contado no son más que excusas. Deberías haber pensado que Carlos hablaría conmigo... ¿no crees?... después de todo es mi mejor amigo, y también su amigo.


Durante unos instantes quedó paralizada... luego empezó a recuperar el color y sus mejillas se encendieron al tiempo que la ira empezó a llenar sus ojos.

- No te consiento que me hables así... no te consiento que me llames mentirosa cuando no tienes ni idea de lo que he vivido con él... ¡no te consiento...!
- ¡Calla! - expecté elevando la voz... - sabes tan bien como yo que tengo razón. De hecho, precisamente por eso me has estado esquivando desde el principio, y por eso le dijiste a él que me lo contase... en el fondo sabías que no me conformaría con tus excusas.


La ira de su mirada, fue poco a poco dando paso a la vergüenza al sentirse descubierta en la mentira que tantos meses le había costado montar a su alrededor...
Meses construyendo hechos, atando cabos y forjando una mentira sobre la que apoyar toda su argumentación...

- Mira... si tú hubieses sido la que hubiese venido a hablar conmigo, en lugar de enviarle a él, seguramente me lo hubiese creido todo... ya que tampoco tenía nada por lo que desconfiar de ti. Pero el que me rehuyeses, y sobre todo el hecho de que no esperases ni dos días para lanzarte en pos de Carlos, sumado a lo que éste me ha contado... me convenció de que todo era mentira.

- No es cierto... lo que pasó con su familia, todos los problemas, son ciertos...

- Sí, pero también lo es que mientras a él le decías que querías un tiempo de reflexión, ya le estabas buscando un sustituto... y ni más ni menos que su amigo.

- No es así, tan solo quería hablar con un amigo...

- ¿Hablar?... perdona, pero presentarse en su casa, decirle que lo habeis dejado, cuando se supone que os estais dando un tiempo, y decirle a Carlos que quieres estar con él porque le quieres... a mi me parece algo más que 'hablar'.

- Yo... estaba muy confundida, hecha un lío...

- ¿Echa un lío?... yo más bien creo que es todo lo contrario. Más bien creo que sabes muy bien lo que quieres, y de hecho no has perdido ni un minuto en ir a por ello...


Agachó la cabeza, agobiada por el peso de la culpabilidad... y en una voz que se acercaba a un susurro añadió:

- Yo... no quería hacerle daño... además, tengo derecho a rehacer mi vida.

- Por supuesto... todos tenemos derecho a rehacer nuestra vida y a seguir el camino que queramos seguir. Pero, ¿no crees que él también?... ¿o acaso él no cuenta?...

- No tienes derecho a juzgarme por querer buscar una vida mejor... - añadió mientras levantaba la cabeza desafiante, dejando entrever unos ojos húmedos por las lágrimas que asomaban.

- Y no lo hago. De hecho, no soy quien para juzgar que quieras una vida mejor... ni para decirte con quién debes vivir tu vida. Ni siquiera es eso lo que me molesta... lo que realmente me molesta es que has estado jugando con él, con sus sentimientos, con sus planes de futuro durante más de cinco años...

- Pero, yo no quería hacerle daño...

- ¿Que no querías hacerle daño?... ¿es que 5 años de mentiras no hacen daño? ¿es que 5 años junto a una persona que te engaña y no quiere estar contigo no hacen daño?... se ha pasado 5 años dedicado en exclusiva a ti, buscando cambiar aquello que le decías que no te gustaba, incluso la relación con su familia, para complacerte. 5 años haciendo planes de futuro, llegando al absurdo de comprarse un piso contigo, para que ahora, 3 meses después, le digas que tienes dudas y necesitas reflexionar, cuando en realidad nunca has querido estar con él...

- Yo...


Durante un momento, calló, incapaz de añadir nada más... durante un momento buscó entre sus mentiras, alguna de las muchas excusas que había preparado, pero no encontró nada...

- ... no quería estar sola... me da miedo estar sola...


La miré durante un momento, recordando cuando yo también estaba solo... recordando la soledad y lo duro que se hacía a veces llegar a casa solo, sin tener a nadie a tu lado...

- Mira... se lo duro que puede ser estar solo... de hecho lo se mejor de lo que lo podais saber cualquiera de vosotros. Pero aún así... no se pueden jugar con las personas por nuestros miedos.


Me miró y agachó la cabeza, mientras con la mano buscaba en su bolsillo un pañuelo con el que secar las lágrimas que habían empezado a rodar por sus mejillas.
Y aunque estaba muy enfadado con ella, no puedo evitar sentir compasión, la que ella no había tenido por él, y comprender que el miedo es capaz de sacar lo peor de nosotros, y hacer que nos comportemos como cobardes capaces de lo peor cuando lo único que importa es evitar afrontarlo.
Cambié mi tono de voz, hasta ese momento duro e inflexible, por uno más conciliador y comprensivo...

- Lo que intento decirte, es que entiendo que quieras buscar la felicidad con otra persona. Pero lo mínimo que se merece alguien que ha pasado 8 años a tu lado, haciendo todo lo posible por hacerte feliz, compartiendo sus planes contigo, su vida y sus sentimientos... es que lo respetes. No puedes dejarlo de un día para otro, argumentando supuestos problemas que no son tales, ni diciéndonos a los demás que él te ha fallado cuando es mentira...

- Lo siento... - dijo con un hilo de voz - ... lo siento, de verdad.

- No es a mi a quien tienes que pedir perdón, ni a quien tienes que explicar la verdad...

- ¿y qué puedo hacer?... - preguntó mientras me miraba con los ojos del niño que sabe que ha obrado mal.

- Pues hablar con él... ser sincera con él... ser sincera con todos los demás, afrontar que no has obrado bien, y que te has equivocado. Afrontar tu miedo a la soledad, y darte un tiempo a solas antes de buscar consuelo en otros brazos. Así Carlos también recuperará un poco de tranquilidad... ¿o es que no te das cuenta en la situación en la que le has puesto?... la novia de uno de sus amigos, declarándosele a espaldas de su amigo y poniéndole entre la espada y la pared...

- Pero... tengo miedo a estar sola...

- Mira, la soledad, aún siendo dura en algunos momentos, no es tan mala como creemos o pensamos. E incluso es útil para pararnos, mirarnos en el espejo y pensar si la persona que tenemos en frente es la persona que queremos ser...

- ¿Y si no lo es?... ¿y si lo que veo no me gusta?...

- Pues entonces quizás sea el momento de cambiarlo... ¿no crees?... quizás sea el momento de cambiar a la persona del espejo...




Michael Jackson - Man in the mirror



I'm gonna make a change, for once in my life
It's gonna feel real good, gonna make a difference
Gonna make it right . . .

As I, turn up the collar on my favourite winter coat
This wind is blowin' my mind
I see the kids in the street, with not enough to eat
Who am I, to be blind ?
Pretending not to see their needs
A summer's disregard, a broken bottle top
And a one man's soul
They follow each other on the wind ya' know
'Cause they got nowhere to go
That's why I want you to know

I'm starting with the man in the mirror
I'm asking him to change his ways
And no message could have been any clearer
If you wanna make the world a better place
(If you wanna make the world a better place)
Take a look at yourself, and then make a change
(Take a look at yourself, and then make a change)
(Na na na, na na na, na na, na nah)

I've been a victim of a selfish kind of love
It's time that I realize
That there are some with no home, not a nickel to loan
Could it be really me, pretending that they're alone?

A willow deeply scarred, somebody's broken heart
And a washed-out dream
(Washed-out dream)
They follow the pattern of the wind, ya' see
Cause they got no place to be
That's why I'm starting with me
(Starting with me!)

I'm starting with the man in the mirror
(Ooh!)
I'm asking him to change his ways
(Ooh!)
And no message could have been any clearer
If you wanna make the world a better place
(If you wanna make the world a better place)
Take a look at yourself and then make a change
(Take a look at yourself and then make a change)

I'm starting with the man in the mirror
(Ooh!)
I'm asking him to change his ways
(Change his ways-ooh!)
And no message could've been any clearer
If you wanna make the world a better place
(If you wanna make the world a better place)
Take a look at yourself and then make that . . .
(Take a look at yourself and then make that . . .)
Change!

Tecnología, Actualidad, Música, Humor... lo que sea con tal de poder aportar algo.

Sobre Nosotros

Frikis, mala gente, profesionales y siempre dispuestos a decir lo que pensamos aunque no guste.

A jugar...

Páginas vistas en total

Velocidad

Velocidad

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive

Se ha producido un error en este gadget.

Blog Archive